Asaja, la herramienta del campo con la administración

Ical
-

Dujo asegura que la organización «no se va ir del territorio» y exige a los políticos que estén a la «altura de las circunstancias»

Asaja, la herramienta del campo con la administración

El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, aseguró ayer que su organización agraria «sí está en el territorio y no se va ir», dado que «le potencia, le cuida y exige a los políticos que estén a la altura de las circunstancias». Señaló que la opa «pretende dar información, asesoramiento, formación y reivindicación integral en el medio rural».
Dujo, que acudió a Palencia a la XI Convención de Empleados del sindicato agrario, recordó que «el espíritu de la organización, que nació hace 42 años, sigue vivo», con el objetivo de «colaborar, reivindicar, formar e informar a los agricultores y a los ganaderos de Castilla y León, para que estos obtengan de su actividad agraria unos mejores resultados económicos y, además, tengan las mejores condiciones sociales».
Para ello, el presidente regional detalló que se cuenta primero con «los 20.000 socios en Castilla y León, al ser la base y la fuerza de esta organización, pero también con 130 profesionales que se dan cita hoy en Palencia». Un total de 130 profesionales, de los que el 60 por ciento son mujeres, donde la edad media ronda los 40 años. En este sentido, apuntó la existencia de 43 oficinas de Asaja en la Comunidad Autónoma, con nueve provinciales y 33 comarcales. 
Dujo se refirió a los nuevos tiempos y a los cambios, tanto en la sociedad como en el campo, donde recalcó la necesidad de adaptarse para «dar respuesta a los consumidores y así producir alimentos de calidad con todas las garantías sanitarias».
TRABAJO DIARIO. En paralelo, Dujo destacó las labores que realizan para «cuidar todos los problemas que el agricultor tiene, desde que se incorpora hasta que se jubila». De esta forma, enumeró acciones y trámites como el plan de incorporación y los planes de jubilación; los expedientes de la PAC; los seguros de las explotaciones, o las cuestiones fiscales y laborales. En definitiva, Asaja «informa, a través de su periódico propio, y asesora de forma personal con el análisis de la explotación para mejorar todos sus parámetros».
El trato cercano y personal conforma parte del día a día de la organización, con el fin de explicar a los agricultores y ganaderos si las inversiones «son rentables», al igual que los estudios encargados para «mejorar el sector actual y poder pasar del secano al regadío y, al mismo tiempo, modernizar el regadío existente que está obsoleto», subrayó. 
De esta forma, Asaja es «la herramienta que tiene el agricultor para mover su explotación de manera administrativa, lo mismo que el tractor mueve toda la maquinaria que tiene la explotación». 
Un trabajo para mover «toda la Administración que tiene que realizar el agricultor con relación a todo, ya sean las propias administraciones locales, regionales, nacionales y europeas». Por todo ello, y  en ese contexto, «sin duda alguna, los trabajadores tienen un papel importantísimo en los órganos directivos y en todas las juntas», aseveró el presidente de Asaja Castilla y León.