Nulo coste del pacto de Ciudadanos por la Alcaldía

Carlos H. Sanz
-

La formación naranja apenas se dejó un 0,36% más de los votos en la ciudad que en la provincia, y es que el mayor descalabro lo sufre en al ámbito autonómico, con un 11% menos

Nulo coste del pacto de Ciudadanos por la Alcaldía

Una de las preguntas que restaba por contestar sobre el descalabro electoral de Ciudadanos en  Palencia, era si el pacto con el PP y Vox que evitó un gobierno socialista y alzó alcalde a Mario Simón influyó o no en los resultados obtenidos por la formación naranja. Y la respuesta, al menos la que ofrecen los datos, es que no, que Ciudadanos no sufrió un desgaste mayor ni en la capital ni el provincia como consecuencia del pacto electoral que le dio la Alcaldía de Palencia.
Esta es la conclusión a la que llega el sociólogo Javier Gómez Caloca, después de analizar los datos electorales cosechados por la formación naranja. «El esperado mayor desgaste de Cs en la capital es inapreciable, apenas 0,36 puntos más de pérdida que en el conjunto de la provincia», advierte, y es que la caída de Ciudadanos en la capital fue del 10,06% en la ciudad frente a 9,70 en el conjunto de la provincia.
«Comparándolo con la pérdida en el conjunto del Estado, el diferencial no llega a un punto (0,99). Es decir, 9,07 puntos perdidos en el país frente 10,06 en la capital de los líos», comenta el sociólogo. Y es que, por el contrario, Gómez Caloca considera que el mayor descalabro lo sufre en al ámbito autonómico. «Teniendo la Vicepresidencia y Portavocía de la Junta y cuatro consejerías, la pérdida supera los 11 puntos (11,33%)», cifra el sociólogo, que opina que «algo habrá tenido que ver tanto el exceso de comunicación del señor Igea, tuitero contumaz, como las medidas en materia de Sanidad, la eliminación de municipios y el incumplimiento del acuerdo de las 35 horas para los empleados públicos del que el vicepresidente se ha convertido en principal instigador».
«Normalmente, es en las elecciones locales donde influyen los resultados y las políticas nacionales, como sucedió el 26 de mayo cuando el efecto Sánchez estaba intacto, pero no al contrario. Bastante tenía ya Ciudadanos con el desconcierto de sus electores por los triples saltos mortales sin red de Albert Rivera», asevera Gómez Caloca.
Para el sociólogo palentino, lo sucedido con Cs se aproxima a lo ocurrido con UPyD. «Dependerá de cómo se gestione la sucesión de Albert Rivera y, en clave local, de la relación en el Ayuntamiento de Palencia entre una minoría con menos respaldo ciudadano detrás y una mayoría de concejales del PP», opina. 
«Ningún escenario es descartable, empezando por una aproximación individual de gente de Cs al PP -algo que ya ocurrió con el CDS en Palencia-, y lo mismo puede suceder en la Junta de Castilla y León. En ambos casos, ahora se empezará a comprobar si esta legislatura no va a ser una legislatura perdida», concluye.
El reparto por bloques. Otro análisis interesante de los resultados es el del comportamiento de los bloque ideológicos, que en Palencia se mantiene prácticamente inalterable con respecto a abril. Así, el 57,13% de los votos fue para el centroderecha en abril, mientras que el 10-N fue el 56,39%. La izquierda cosechó el 40,55% el 28-A, y el 41,28% ahora. 
«El terremoto se produce dentro del bloque de la derecha donde Cs pierde casi dos de cada tres votos (10.958 apoyos menos), que engordan, sobre todo las cifras del PP (2.719 votos más) pero también de VOX (1.361 más)», explica Javier Gómez Caloca. Por el camino de la abstención, se han quedado casi 7.000 electores que en abril votaron a Ciudadanos (6.878), y que los estrategas de La Moncloa esperaban que en buen número fueran al PSOE, lo que no ha sucedido, cometa el sociólogo de cabecera de DP.
Más allá de los sucedido con Ciudadanos, en el bloque del centroderecha, no hay dudas de que el PP ha ganado las elecciones en Palencia, aumentando votos y porcentaje, lo que le ha permitido recupera un diputado y un senador.
«Aunque después del debate electoral hubo días de nerviosismo no disimulado en el PP, al final su fuerte implantación en los 191 municipios de la provincia, fruto de décadas de poder en la Diputación y en la Junta, ha sido su mejor dique de contención», considera Gómez Caloca.
Respecto a Vox, su crecimiento en Palencia es menor que en el conjunto del Estado, concretamente un 0,63% menos, cuando hasta esta cita electoral tenían un pequeño diferencial positivo. «Si quiere seguir creciendo debe crear una estructura en la provincia, aunque habrá que ver cómo evoluciona esta formación a nivel nacional en tiempos donde todo va muy rápido y es cambiante, y si no que se lo digan a Cs y Rivera», opina Gómez Caloca.
Respecto al bloque de centroizquierda, el PSOE mejora el porcentaje de voto pero pierde casi 500 votos. «Cuando en abril tuvo a su alcance el segundo diputado, ni se lo creyó ni trabajo por él, y ahora en noviembre esa ventana de oportunidad ya había pasado», explica el sociólogo palentino. En cuanto a Unidas Podemos, los datos electorales demuestran que mantiene su regularidad, «pero lejos del peso necesario no ya para sacar un diputado nacional -casi 9.000 votos más le harían falta- sino también para volver a tener un representante en las Cortes de Castilla y León».