Historia de las banderas, banderas con historia

Carlos H. Sanz
-

El palacio provincial acoge una exposición con las banderas, pendones, guiones y estandartes desde los Reyes Católicos hasta nuestros días. En total 22, réplicas confeccionadas en seda por el Ejército de Tierra

Historia de las banderas, banderas con historia - Foto: Sara Muniosguren

Hasta el 16 de diciembre, en horario de oficina y gratis para toda la ciudadanía, el palacio de la Diputación Provincial acoge la exposición Banderas históricas de España, organizada por el Ministerio de Defensa.
Su máximo responsable en Palencia, el coronel Carlos Hidalgo, hizo ayer de cicerone a las autoridades locales durante la inauguración de esta muestra, organizada con motivo del 175 aniversario -se cumplió el año pasado- del decreto que fijó que hubiese una bandera nacional.
«Hasta 1843 no había banderas nacionales, lo que había eran banderas militares, de los regimientos, batallones, compañías... Aunque sí había, instaurada por Carlos III, una bandera para la Marina de Guerra, que era la rojigualda, no había una bandera nacional establecida», explicó el subdelegado de Defensa. La exposición recoge todas las banderas, pendones, guiones y estandartes que hubo desde los Reyes Católicos hasta nuestros días. En total 22 réplicas que han sido confeccionadas en seda por el Ejército de Tierra, concretamente en el Parque de Material de Intendencia que está en Villaverde (Madrid). 
«Son fieles reproducciones de los estandartes que se tienen en el Museo del Ejército o en otros emplazamientos, como la catedral de Granada, en el caso de la de los Reyes Católicos», detalló Carlos Hidalgo. 
El pendón real de los Reyes Católicos (1474-1516) es el que abre la exposición, mientras que la del Regimiento de Infantería Tercio Viejo de Sicilia es la que cierra la muestra, al tratarse de la actual, la que rige desde que en 1981 se modificó el escudo de España.
Si uno se toma el suficiente tiempo en disfrutar de la exposición con la guía en la mano, puede ver auténticas curiosidades, como la réplica del regimiento de infantería Soria, el más antiguo de toda Europa.
Muy curiosa es la réplica de la bandera de la Academia General Militar, que fue abordada por la reina María Cristina, entregada la academia y que, aún hoy en día se mantiene. «De hecho, es la que juré hace 40 años», reconocía el coronel Carlos Hidalgo.
O que la última bandera, la del Regimiento Tercio Viejo de Sicilia, fue donada por el Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por el Partido Nacionalista Vasco.
De la bandera imperial de Carlos I de España y V de Alemania, presidida por el águila bicéfala, a la del Tercio de la época de Felipe II, pasando por las coronelas de Fernando VI o la del Regimiento de los Húsares de Isabel II, un paseo por esta exposición es un paseo por la historia de España.
 Está también la de la Academia de Infantería, Caballería e Intendencia de la II República, y a su lado la de la Agrupación de Banderas Paracaidistas que se convirtió en la del Estado Español durante el franquismo. Muchas, con un color en común, el rojo, y es que el penacho de los cascos de los íberos se convirtió en el color nacional por excelencia. 
En definitiva, 22 réplicas que son también 22 etapas de nuestra historia, y que bien merecen una visita al palacio provincial antes del 16 de diciembre. Una oportunidad para aprender.



Las más vistas