Adjudicadas unas 40 de las 321 armas que subastaban

ALBERTO ABASCAL
-

Un rifle cuyo precio no llegó a los 1.000 euros fue el lote más caro, mientras que el más barato no sobrepasó los 50 euros · Rifles, escopetas, pistolas y un arma de avancarga aglutinaban las pujas en la subasta de la Guardia Civil

Adjudicadas unas 40 de las 321 armas que subastaban - Foto: Á“scar Navarro

La Comandancia de la Guardia Civil acogió ayer una subasta de armas, concretamente 321, la mayoría relacionadas con la actividad cinegética, aunque había pistolas e incluso un arma de avancarga, y bajo la modalidad de pliego cerrado. Aunque no hay datos oficiales al respecto, este periódico pudo saber que finalmente fueron adquiridos alrededor de unos 40 lotes del total que se habían presentado.
Las armas se subastaron por unidades sueltas constituyendo un lote. A cada lote se le asignó un precio mínimo inicial. En este sentido se pudo ver algún rifle cuyo precio de salida fue de 3.000 euros. Las propuestas de adquisición se hicieron por escrito, en sobre cerrado, y fueron formalizadas en los impresos oficiales que deberían ser adquiridos en la Comandancia de la Guardia Civil.
Por los datos que han transcendido alrededor de 40 lotes fueron adjudicados ayer, siendo un rifle utilizado para la caza mayor el que mayor puja adquirió, aunque no sobrepasó los 1.000 euros de precio. Asimismo, el lote más barato -una escopeta- no alcanzó los 50 euros de puja. Por lo demás, las armas no adjudicadas en la subasta serán reducidas a chatarra, en cumplimiento a la normativa vigente.
En este sentido, la Guardia Civil de Palencia destruyó el pasado mes de febrero un total de 254 armas de fuego depositadas en la Comandancia, que procedían de depósitos de las Intervenciones de Armas y Explosivos, las cuales habían sido entregadas voluntariamente por sus propietarios, por haber sido utilizadas en la comisión de hechos delictivos, infracciones administrativas, ser prohibidas o por no haber sido compradas en las subastas. Según informaron desde la propia Comandancia, las armas se trasladaron hasta una empresa de fundición de acero, para convertirlas en chatarra mediante el proceso de fundición. Durante 2018, fueron destruidas 483 armas de fuego y 137 armas blancas; en el año 2016, se redujeron a chatarra 345 armas de fuego y 203 armas blancas y en el 2015, fueron un total de 195 armas de fuego y 402 armas blancas.