scorecardresearch

Ver memes sobre la pandemia mejora el estado de ánimo

Europa Press
-

Un estudio revela la importancia de 'reírse' de la situación sanitaria mundial para sobrellevar el estrés y la ansiedad que conlleva

Ver memes sobre la pandemia mejora el estado de ánimo - Foto: Foto de Andres Ayrton en Pexels

Los memes divertidos pueden ayudar a las personas a sobrellevar el estrés de la pandemia de COVID-19, haciendo que los ciudadanos se sientan más tranquilos y contentos, según una investigación publicada por la Asociación Americana de Psicología.

Ver memes sobre la COVID-19 también aumentó la confianza de las personas en su capacidad para afrontar la pandemia, según el estudio, publicado en la revista Psychology of Popular Media.

"A medida que la pandemia se prolongaba, me resultaba cada vez más interesante ver cómo la gente utilizaba los medios sociales, y los memes en particular, como forma de pensar en la pandemia -recuerda la autora principal, la doctora Jessica Gall Myrick, profesora de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos)-. Descubrimos que ver solo tres memes puede ayudar a la gente a sobrellevar el estrés de vivir durante una pandemia mundial".

Los investigadores encuestaron a 748 personas en línea en diciembre de 2020 para determinar si ver memes influiría en sus emociones positivas, la ansiedad, el procesamiento de la información y el afrontamiento en torno a COVID-19. También trataron de determinar cómo podían afectar a los participantes los memes con diferentes contenidos, temas y niveles de cutrez. Los participantes tenían entre 18 y 88 años, con una edad media de 41,8, y eran en su mayoría blancos (72,2%), mujeres (54,7%) y sin título universitario (63,5%).

Los investigadores recopilaron cientos de memes populares de sitios web como IMgur e IMGflip y los clasificaron en función de factores como si la imagen presentaba un ser humano o un animal, si el ser humano o el animal era joven o viejo (las criaturas jóvenes suelen considerarse más bonitas) y si el pie de foto se centraba en la COVID-19 o no. Un grupo de participantes revisó y calificó el humor y la ternura de cada meme, y los investigadores solo seleccionaron para el estudio los memes que se consideraron igualmente divertidos y tiernos.

Aunque la mayoría de los memes se dejaron sin alterar desde su origen, los investigadores escribieron algunos pies de foto originales para crear pies de foto similares relacionados con COVID y no relacionados con COVID para cada meme.

Por ejemplo, un meme mostraba la imagen de un gato enfadado con un pie de foto relacionado con la COVID que decía: "Un nuevo estudio confirma: Los gatos no pueden propagar la COVID-19 pero lo harían si se les diera la opción". La versión del meme no relacionada con la COVID mostraba la misma imagen de un gato con la leyenda "Un nuevo estudio confirma: Los gatos no pueden sabotear tu coche, pero lo harían si se les diera la opción".

Los investigadores midieron primero la frecuencia con la que los participantes se habían sentido nerviosos o estresados en el último mes, entre otros aspectos. A continuación, los participantes fueron asignados aleatoriamente a ver tres memes con el mismo tipo de sujeto (animal o humano), nivel de ternura (adulto o bebé) y leyenda (relacionada con COVID o no relacionada con COVID) o una de las tres condiciones de control que presentaban texto plano sin ninguna imagen.

Después de ver los medios, los participantes valoraron lo simpático y divertido que les parecía el meme o el texto de control e informaron de sus niveles de ansiedad y emociones positivas, como la calma, la relajación y la alegría. También valoraron en qué medida los medios de comunicación les hicieron pensar en otra información que conocían sobre la COVID-19, su confianza en su capacidad para hacer frente a la pandemia y su estrés por la enfermedad.

Los investigadores descubrieron que las personas que veían memes, en comparación con otros tipos de medios, informaban de mayores niveles de humor y de emociones más positivas, lo que estaba indirectamente relacionado con una disminución del estrés por la pandemia de COVID-19. Quienes vieron memes con leyendas relacionadas con la COVID-19 eran incluso más propensas a tener niveles de estrés más bajos sobre la pandemia que las personas que vieron memes sin leyendas relacionadas con la COVID.

"Aunque la Organización Mundial de la Salud recomendó que la gente evitara demasiados medios de comunicación relacionados con la COVID en beneficio de su salud mental, nuestra investigación revela que los memes sobre la COVID-19 podrían ayudar a las personas a sentirse más seguras de su capacidad para hacer frente a la pandemia -afirma-. Esto sugiere que no todos los medios de comunicación son uniformemente malos para la salud mental y que las personas deberían detenerse y hacer un balance del tipo de medios que consumen".

Myrick asegura que, "si todos somos más conscientes de cómo nuestros comportamientos, incluido el tiempo que pasamos haciendo scroll, afectan a nuestros estados emocionales, entonces podremos utilizar mejor los medios sociales para ayudarnos cuando lo necesitemos y para descansar de ellos cuando lo necesitemos en cambio".

Los investigadores también descubrieron que las personas que veían memes relacionados con la COVID pensaban más profundamente en el contenido que veían y se sentían más seguros de su capacidad para hacer frente a la pandemia que las personas que veían leyendas no relacionadas con la COVID o cualquiera de las condiciones de control. Sin embargo, las personas que vieron memes bonitos con bebés humanos o animales fueron menos propensas a pensar en la pandemia y a procesar cómo afectaba a sus vidas, incluso cuando los pies de foto de los memes eran sobre la COVID-19.

Estos resultados sugieren que el contenido de las redes sociales sobre acontecimientos públicos estresantes puede ayudar a las personas a procesar las noticias sin sentirse abrumadas por ellas, según Myrick.

"Los defensores de la salud pública o los organismos gubernamentales podrían beneficiarse del uso de los memes como una forma barata y de fácil acceso para comunicar al público los acontecimientos estresantes, aunque deberían evitar los memes demasiado bonitos -advierte-. Las emociones positivas asociadas a este tipo de contenido pueden hacer que la gente se sienta psicológicamente más segura y, por tanto, más capaz de prestar atención a los mensajes subyacentes relacionados con las amenazas para la salud".