Armisén coloca la cultura por encima de factores económicos

ICAL / Toledo
-

La presidenta de la Institución recuerda en un encuentro de la FEMP que la institución es una de las primeras que ha alineado su presupuesto con objetivos de desarrollo sostenible

Armisén coloca la cultura por encima de factores económicos

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, apostó ayer en Toledo por «preservar la cultura por encima de la situación económica», en unas declaraciones que realizó en la jornada 40 años de políticas culturales locales: Cultura local, democracia, desarrollo, organizada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Ministerio de Cultura y Deporte.
Armisén, que participó en la mesa redonda Cultura y Agenda 2030, explicó los tres ejes en los que está trabajando la Diputación. En primer lugar, apuntó, se toma la cultura como un elemento fundamental en las sociedades, que no siempre viene acompañado, en este momento y a lo largo de la historia, por una buena situación económica en los distintos países. De ahí que considera que haya que preservar la cultura «por encima de la situación económica para la pervivencia y la transformación de la sociedad».
En segundo lugar, apostó por la  cultura como fuente de felicidad, «sobre todo, a las sociedades más avanzadas». De forma que, a su juicio, hay que aprender a trasladarla al resto de generaciones. Finalmente, la cultura puede estar vinculada a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, defendió.
En el caso de la Diputación destacó que es una de las primeras administraciones de España que ha alineado en los presupuestos que se van a aprobar este mes, cada una de sus partidas con uno de los objetivos de desarrollo sostenible y con una meta, «porque no solo hay que hacer discursos, sino que también hay que comprometerse económicamente con acciones, con dinero y con políticas». 
Esto servirá, apuntó, para tener una herramienta que permitirá evaluar las políticas de la Diputación de acuerdo con los objetivos de desarrollo sostenible fijados para el 2030. En concreto, en la cultura, apuntó Armisén, lo que la institución hará en torno a esta agenda es desarrollar una inversión muy elevada, con los objetivos de acercar la cultura a cada uno de los municipios y el territorio rural. Todo ello basado en la igualdad de acceso a la cultura. Y en tercer lugar, pensando que las culturas tienen que dar un paso más, cambiando las formas de hacer, para que todo sea más sostenible.
Ángeles Armisén estuvo acompañada en la mesa por la alta comisionada para la Agenda 2030 del Gobierno de España, Cristina Gallach Figueres; la viceconsejera de Cultura y Deporte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Ana Muñoz Muñoz; y por la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmen Silva Rego.