El autobús urbano regresa con una ocupación mínima

J. Benito Iglesias
-

Se pusieron en servicio cinco vehículos, uno por línea, con muy pocos viajeros tal y como se preveía · Se respetó el uso de mascarillas y los conductores se encargaron de la desinfección

El autobús urbano regresa con una ocupación mínima - Foto: Óscar Navarro

«Todos los conductores han comentado que el retorno del servicio se ha hecho sin ninguna incidencia ni problema y que ha habido muy pocos viajeros», explicó a DP María Caramés, delegada sindical de UGT en la empresa Palbús, concesionaria del servicio de autobuses urbanos. «Se han cumplido todas las normas y en función del tamaño de los vehículos. En tres de los cinco puestos en servicio pueden ir 10 personas sentadas, en uno 11, y en otro 13 usuarios. Además, de pie pueden viajar en tres de los autobuses un total de 13 usuarios, en otro 15 y en otro 17 según el espacio disponible», añadió.
En Palencia regresaron ayer -después de que dejaran de prestar el servicio el 16 de marzo al decretarse el estado de alarma- a circular autobuses urbanos por las calles de la ciudad pero con el 33 por ciento de su capacidad habitual según marcan las recomendaciones sanitarias. De esta forma, solo se utilizaron cinco vehículos con un 25 por ciento de aforo total para poder mantener la distancia de seguridad interpersonal.
El concejal de Desarrollo Económico del Ayuntamiento, Urbano Revilla, explicó que la baja ocupación del transporte «era algo que entraba dentro de lo previsto al haber aún muy poca gente que haya regresado a sus actividades cotidianas y necesite utilizar este servico público».
Igualmente, recalcó que «se han respetado todas las normas» de distanciamiento e higiénico-sanitarias por parte de conductores y usuarios y las mascarillas obligatorias, al tiempo que reconoció que se «tardará en recuperar el nivel de ocupación ya que la necesidad de desplazarse en autobús es menor en estos días y se utiliza más el vehículo privado».
protocolo se seguridad. A los conductores que retomaron la actividad en la jornada de ayer -un total de 14, cinco de ellos por la mañana, otros tantos por la tarde y cuatro para cubrir los descansos- se les entregó un manual con el protocolo de actuación, mascarilla, guantes, hidrogel y un pulverizador, ya que se encargan de limpiar los habitáculos. El resto de la plantilla de Palbús, que cuenta en la actualidad con unas 40 personas, seguirá acogida a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).
Además, los usuarios se tuvieron que adaptar ya que algunos asientos de los autobuses urbanos están precintados y no pueden utilizarlos para mantener la distancia de seguridad mínima de entre 1,5-2 metros. Desde el Ayuntamiento se recomendó pagar con el bonobús y las mascarillas son totalmente obligatorias, algo que los conductores recuerdan a todos los usuarios que pretenden subir al autobús y viajar sin ella.
El servicio se retomó con cinco vehículos, uno por cada una de las líneas que cubren las distintas rutas la capital.
Los horarios fijados en las cabeceras de salida son en la línea 1 partiendo de La Yutera a las 7 de la mañana, y el último viaje sale a las 22,30 horas desde San Antonio. Los mismos horarios tiene la línea 2 (primer servicio desde el Camino La Miranda y último desde La Yutera) y la línea 3, con un primer viaje desde San Telmo y el último desde el hospital Río Carrión.
La línea 4 comienza a funcionar a las 6,30 en Allende el Río y el último vehículo sale a las 22 horas desde La Yutera. Y, finalmente, en la línea 5, se presta el servicio desde las 6,30 horas, con salida en El Cristo, hasta las 22,10 horas, partiendo el último vehículo desde el hospital Río Carrión.