REFUERZO VOCACIONAL

diariopalentino.es
-
A la Comunidad de Madres Clarisas de Carrión de los Condes se han incorporado cinco hermanas mexicanas. - Foto: DP

Llegan cinco hermanas de México

La Comunidad de Madres Clarisas de Carrión de los Condes, presente en la localidad jacobea desde el siglo XIII, está de celebración. Y es que al  Real Monasterio de Santa Clara  ha llegado un refuerzo vocacional de cinco nuevas hermanas clarisas, todas ellas jóvenes, ya que la media de edad ronda los cuarenta años. Éstas, en la festividad de San Juan Bautista, realizaron una visita guiada por el Museo y la Iglesia de la que ahora es su nueva casa. Durante la visita conocieron algunas tradiciones de la Casa, como la de rodar la naranja tras venerar las reliquias de San Blas. Finalizó dicha jornada con una cena especial en la huerta del Monasterio, emulando así a los carrioneses que ese día celebran la romería de San Juan de Cestillos o San Juan el verde.
Estas cinco nuevas hermanas vienen de las Hermanas Clarisas Sacramentarias del Monasterio de Nuestra Señora del Refugio de San Diego en Texcoco, estado de México. Precisamente en México celebraron con el obispo Juan Manuel Mancilla Sánchez una emotiva ceremonia de envío, en la cual bendijo las medallas de la Inmaculada Concepción que lucen en España, tal y como hacen las hermanas españolas (en México en vez de medalla portan el Crucifijo de San Damián).
Las nuevas hermanas son sor Mª Leticia Espinosa Huesca, sor Lilia María Espinosa Vallejo, sor Carmelita Hernández Reyes, sor Ana Laura Ayala Blancas y sor María de la Eucaristía Zúñiga Ríos.
En estas primeras semanas de estancia en nuestro país, la hermanas van familiarizándose con la Casa, la alimentación y las costumbres, además junto con las hermanas españolas ya están preparando de un modo especial la fiesta de Nuestra Madre Santa Clara de Asís. Precisamente para dicha fiesta la abadesa, Madre Micaela Velón de Francisco confiesa que, «tenemos alguna sorpresa preparada, que queremos que sirva para animar a más peregrinos a acercarse hasta nuestra iglesia y realizar oración en ella».
Con este nuevo refuerzo venido desde México, se garantiza la permanencia de la comunidad clarisa carrionesa, una de las fundaciones de clarisas más antiguas de España y la que hasta ahora era la de menor número de las cinco que de la misma orden existen en la provincia de Palencia con monasterios abiertos en: Astudillo, Calabazanos (Villamuriel), Palencia, Aguilar y Carrión de los Condes.