El PSOE exige a Paredes cumplir con la memoria histórica

Carlos H. Sanz
-
El PSOE exige a Paredes cumplir con la memoria histórica

Pese a las iniciativas promovidas por el Grupo Socialista, el alcalde paredeño y vicepresidente de la Diputación se niega al cambio de nombre de tres calles afines al franquismo, afirman

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Paredes de Nava ha denunciado el incumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica en el callejero de la localidad, pese a las iniciativas promovidas desde el PSOE exigiendo el cambio de nombre. Los concejales socialistas consideran un atropello democrático el hecho de que el alcalde y vicepresidente de la Diputación Provincial, al frente del Grupo Popular, se niegue al cambio de denominación de las plazas de José Calvo Sotelo y Antonio Vallejo-Nájera y de la calle Portugal.

En la moción presentada en el consistorio se documentaba la vinculación franquista de los tres nombres, el primero de ellos. José Calvo Sotelo, ministro de la dictadura de Primo de Rivera y activo promotor de la preparación del golpe de Estado que propició la Guerra Civil y la posterior represión; el segundo hacía referencia al psiquiatra paredeño, Antonio Vallejo-Nájera, relevante figura de la edificación ideológica de la dictadura con estudios referidos al racismo, la limpieza étnica o las torturas; y, finalmente, la calle Portugal dedicada al país vecino por el apoyo del dictador Salazar a la insurrección franquista.

A juicio del PSOE, el mantenimiento de estos nombres y título honoríficos supone una ofensa para una sociedad democrática por lo que se ha solicitado que desde el Ayuntamiento se siga avanzando en el cumplimiento íntegro de la Ley de La Memoria Histórica con el fin de retirar los tres nombres a estas vías, así como la anulación del título de “·Hijo Predilecto” de Paredes de Nava al coronel y doctor, Antonio Vallejo-Nájera.

Por otra parte, desde el Grupo Socialista se ha pedido también que se coloque una Placa a la Concordia en los antiguos calabozos como recuerdo y homenaje a todos los paredeños apresados, torturados y asesinados durante la dictadura.

Finalmente, la moción de los concejales socialistas recogía la petición de que en la placa instalada en el propio edificio consistorial con las filiaciones de alcaldes y concejales de la época democrática se incluya los nombres de Luis Gallardo Benito, regidor en el año 1936, que fue asesinado por defender los valores constitucionales del gobierno legítimo de la República, así como del resto de concejales de aquella Corporación.