Demoras en la reforma de la nave del Canal

C.H.S.L.
-

Las pegas de Bellas Artes al muelle proyectado y al tratamiento de los suelos retrasan dos años las obras

Demoras en la reforma de la nave del Canal - Foto: Á“scar Navarro

El próximo mes de diciembre se cumplirán dos años de la adjudicación de la concesión demanial del uso de la nave de la dársena a la empresa Puerto de Palencia para su rehabilitación, reforma, explotación y gestión como centro de ocio e interpretación medioambiental y cultural del Canal de Castilla. Casi veinticuatro meses en los que ha sido imposible sacar adelante el proyecto que la empresa tiene para estas instalaciones, a las que el paso del tiempo sigue haciendo mella, especialmente en la cubierta. 
Las objeciones al proyecto  por parte de las Direcciones Generales de Bellas Artes y Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, sobre todo en lo que se refiere a la construcción de un muelle y al tratamiento para los suelos, retrasan el inicio de las obras. Desde la Concejalía de Urbanismo que dirige Luis Fernández creen que esos problemas ya se han solventado, «pero hasta que Puerto de Palencia no entregue el informe favorable, no podemos autorizar la licencia de obras», señala.
El Ayuntamiento adjudicó la concesión demanial del uso de la nave de la dársena el 22 de diciembre de 2017, y formalizó el contrato el 1 de febrero del año siguiente. «La adjudicataria encargó a un arquitecto de Palencia el proyecto para el desarrollo de la nave, que fue registrado en el Ayuntamiento en mayo de 2018», confirma el concejal de Urbanismo. La dársena, como parte del Canal de Castilla, es un Bien de Interés Cultural, y en cualquier actuación que se realice en ella deben intervenir dos organismos: la Confederación Hidrográfica del Duero y las Direcciones Generales de Bellas Artes y Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura y Deporte, ya que está afectando a un plan regional de protección.
«En julio de 2018, el Ayuntamiento requirió a la empresa los informes de esos organismos, y pedimos también que aclararan los usos que van a dar a la nave, ya que como es un equipamiento privado, tienen que estar bien claros para que sean conformes al PGOU», añade Luis Fernández.
Le empresa respondió a ese requerimiento en octubre de 2018, pero el Ayuntamiento informó de que el proyecto tenía deficiencias subsanables, aunque se envió al Ministerio de Educación y Cultura para que tramitara su informe. En febrero de 2019, el Gobierno rechazó el proyecto -lo informó desfavorablemente- porque proyectaba la construcción de un pantalán, un muelle o embarcadero para barcos pequeños que se adentraba ligeramente en la dársena, y un tratamiento de la pavimentación de los suelos incorrecto.
Después de varios informes cruzados, el pasado julio, el arquitecto presentó la subsanación de deficiencias al Ayuntamiento, que le requirió oficialmente el informe definitivo de Bellas Artes a los dos cambios propuestos en el pantalán y el tratamiento de los suelos. «Y desde entonces no hemos vuelto a saber nada», reconoce el edil de Urbanismo.
Hasta que el Ayuntamiento no conceda la licencia de obras no podrá comenzar la rehabilitación de la nave, que deberá estar acabada en el plazo de seis meses. Diario Palentino ha intentado sin éxito ponerse en contacto con Puerto de Palencia en varias ocasiones para recabar sus explicaciones.