scorecardresearch

La red de atención a familias duplica el número de ayudas

SPC
-

Blanco asegura que llega a la mitad de la legislatura con el 83% de los compromisos cumplidos tras una inversión «récord» de más de 2.000 millones

Isabel Blanco, consejera de Familia, durante su comparecencia en las Cortes. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

La red de protección a las familias vulnerables ha atendido durante la pandemia a más del doble de personas que en un año normal, en buena medida debido al aumento del reparto de alimentos, que creció en 2020 en un 400 por ciento. Así lo señaló Isabel Blanco en el marco de su comparecencia en la Comisión de Familia e Igualdad de Oportunidades de las Cortes de Castilla y León, que se prolongó dos horas y media, para explicar los logros alcanzados en el ecuador de la actual legislatura.

La consejera aseguró que la red constituye un punto de inflexión en la forma de actuar contra la exclusión, desde la innovación, el reconocimiento de derechos subjetivos, y el trabajo en red de los agentes implicados, pero además ha sido un instrumento que ha evidenciado más que nunca su utilidad y su eficacia durante la pandemia.

Así, explicó, en declaraciones recogidas por Europa Press, que ha ofrecido atención a 384.000 personas, más del doble que en un año ordinario, como 2018, cuando dio cobijo a 175.000, en buena parte debido al crecimiento del reparto de alimentos, ya sea de forma ordinaria o urgente.

Durante su comparecencia, Blanco detalló que su departamento llega al ecuador de la legislatura con el 83 por ciento de los compromisos cumplidos, tras una inversión social «récord» de más de 2.000 millones de euros entre los años 2020 y 2021. En concreto, precisó que 77 de los 94 compromisos que se adquirieron al inicio del mandato.

Blanco añadió que de los 18 compromisos de la Consejería recogidos en el Pacto de Gobierno entre el PP y Cs, 15 de ellos ya se han ejecutado totalmente o se están ejecutando de forma continuada. Destacó el «importante» esfuerzo presupuestario al destinar 960 millones en 2020 y 1.081 millones en las cuentas de 2021, lo que supone un incremento del 12,5 por ciento respecto a 2018. «Se trata del mayor presupuesto de la historia de la Consejería y suponen más de 2.000 millones de euros durante este periodo», sentenció.

En su exposición se refirió a los castellanos y leoneses más vulnerables como las 106.280 personas con dependencia atendidas hasta ahora, lo que supone 2.708 más que al inicio de la legislatura. También se refirió a la ampliación de la red de infraestructuras y servicios financiados con fondos públicos. Además, la Junta sigue protegiendo a los más débiles con medidas como el bono social térmico, que en la actualidad se tramita por la Comunidad, ayudará al pago de las facturas de suministros a más de 93.000 familias este año, tras reservar en el presupuesto de 2021 un total de 8,8 millones de euros.

Inversión en residencias.

La Junta de Castilla y León destinará 94,6 millones, gracias a los fondos propios y del dinero proveniente de la UE, para la construcción y remodelación de residencias en la Comunidad para implantar las unidades de convivencia. Un dinero que servirá para la adaptación de plazas de válidos a dependientes. Entre esas actuaciones está la construcción de las nuevas residencias de personas mayores y centro de día de Ávila (16,3 millones) , Salamanca (18,4 millones) y Zamora (16,3 millones) así como la remodelación y adaptación de la estructura residencial de la de Asistidos de Segovia (9,7 millones) y la implantación de unidades de convivencia en la Residencia Mixta de Segovia (5,3 millones).

Blanco destacó también las numerosas actuaciones desarrolladas durante la pandemia y aprovechó, según recoge Ical, para pedir la tercera dosis para las personas mayores que viven en las residencias de la Comunidad «a la mayor brevedad posible». Unos centros donde se han realizado casi 2.900 inspecciones desde el inicio de la crisis sanitaria.