Trapa se pone nota

Alberto Moreno
-
Trapa se pone nota - Foto: Sara Muniosguren

Presidente, entrenador, capitán y el jugador más destacado hacen balance de la temporada

Llegado el momento, tras ceder con mucha dignidad en el play-off ante el Bilbao Basket, llega el momento del balance de la temporada. Una ronda que todavía recuerda Carles Marcos. «Fue la más dura a nivel físico, de identidad, de talento. Competimos en todos los partidos, ganamos dos, tuvimos opciones de hacerlo en un tercero, pro hay que estar satisfechos porque hicimos un muy, muy buen play-off»,
El técnico catalán tiene su visión de la temporada. «Viéndolo desde fuera, ha sido una temporada irregular, una primera mitad fantástica, un final de la primera vuelta y comienzo de la segunda malo y con mi llegada, también ha sido un tanto irregular. Cambiamos la dinámica los primeros partidos, pero luego tuvimos altibajos. Hicimos un buen trabajo en los entrenamientos, que no se ha visto trasladado a los partidos y nos ha faltado esa conjunción y ser equipo que demostramos en el play-off.Lo demostramos en determinadas situaciones y en otras muchas, no. Como nota, pondría un notable alto en el play-off y un regular a la liga, porque creo que pudimos haber conseguido una victoria más». 
A nivel personal, reconoce no estar satisfecho por no haber podido conseguir «una regularidad en la liga , pero sí satisfecho con el final, en cómo hemos enganchado a la afición, en cómo hemos hecho las cosas como grupo y cómo hemos hecho las cosas al final, pero me ha faltado un poquito.Para mí también ha sido un aprendizaje que me ayudará a ser mejor entrenador. El mejor momento fue  la competitividad del play-off y el peor la falta de regularidad y las dos últimas derrotas en casa».  
No duda en reconocer que le «encantaría seguir. Es momento de que el club haga valoración, yo igual. Creo que se están haciendo las cosas bien, que es un proyecto muy bonito y que me gustaría ser partícipe.Ya se verá, pero la ilusión y las ganas por mi parte están».
Urko Otegui volvió a ser el corazón del equipo, especialmente en el play-off. El capitán reconoce que ha sido «la temporada más rara de mi vida, con muchos altibajos, pero en el play-off sobreponiéndose y dando su mejor nivel. Me quedo con el buen momento que dimos en el play-off y la movilización de cientos de palentinos al decisivo partido de Bilbao».

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino