Mañueco ve "obsoleto" prohibir cazar lobos al sur del Duero

SPC
-

Pedro Pascual piensa regalar una "brújula" al presidente de la Junta para que "no se pierda el sur" de Castilla y León, porque "si nos quedamos sin ganaderos nos quedamos sin nuestros pueblos"

Mañueco ve "obsoleto" prohibir cazar lobos al sur del Duero

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, denunció hoy que la directiva del hábitat de la UE que prohíbe la caza al sur del Duero está “obsoleta” y advirtió de que España “necesita un Gobierno fuerte” que defienda los intereses del mundo rural y de los agricultores y ganaderos.

Fernández Mañueco respondía así a una pregunta del procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, en el Pleno de las Cortes, en la que el abulense le conminaba a explicar las medidas concretas previstas por el Ejecutivo autonómico ante el “incremento de los ataques mortales de lobo a cabañas ganaderas al sur del Duero, y muy especialmente, en la provincia de Ávila”.

El jefe del Ejecutivo autonómico destacó que la Junta adopta medidas de control efectivo de esta especia y aunque acomete controles selectivos “excepcionales” para que no se produzcan ataques y controlar la expansión de la especie, al sur del Duero “está estrictamente protegida por una directiva obsoleta”.

Al respecto, insistió en la necesidad de que el Ejecutivo central proteja los intereses de los agricultores, y ganaderos en Europa. "Si no somos firmes a la hora de explicar que estando en UE vamos a ser más fuertes, que van a vivir mejor, nos irá mal a todos”. “Necesitamos un Gobierno fuerte que defienda los intereses de este país y de los ganaderos de Castilla y León y de Ávila”, dijo.

Fernández Mañueco coincidió con el procurador de Por Ávila en que “hay que hacer todos los esfuerzo para compatibilizar la conservación de la especie con el aprovechamiento ganadero como dinamizador del desarrollo rural”. “Hay que buscar el equilibrio entre el lobo y los seres humanos, que otorgan vida a los pueblos”, dijo, para advertir de que “no admiten lecciones de nadie en la defensa de las personas en el mundo rural”.

En cuanto a las actuaciones del Gobierno autonómico frente al lobo, explicó que cuentan con un “importante elenco” de actuaciones específicas pactadas con los representantes de los ganaderos, de carácter preventivo. Asimismo, reseñó que consensuaron las indemnizaciones por daños, también para el lucro cesante, y las abonan en una media de 23 días, cuando antes estaba en 12 meses. Aseveró que el baremo se va actualizando.

Mañueco asumió que comparte la preocupación de Por Ávila ante los ataques no solo en el sur, sino también al norte, y se comprometió a “tener la máxima generosidad de diálogo y entendimiento con los profesionales del campo, siempre dentro de la normativa de la UE, que nos afecta”.

Pedro Pascual trasladó a Mañueco que estaba pensando regalarle una brújula, “no para que no pierda el norte sino para que no se pierda el sur de la Comunidad”, relató. El procurador abulense cargó contra la Junta por la falta de medias para que el ganadero no pierda sus animales, con la escusa de que “está atada de manos” por la directiva europea. “Si nos quedamos sin ganaderos, nos quedamos sin nuestros pueblos”, advirtió.

Pedro Pascual cuestionó las cifras que aporta la Junta sobre el censo, por efectuarse en 2012-13. Precisó que se supone que había ocho manadas en Ávila y actualmente diez, con siete lobos cada una y un 20-30 por ciento de animales “divagantes”, cuando los ganaderos hablan de hasta hasta 300 lobos. “No me cuadran las cifras”, espetó.

Asimismo, comentó que en Castilla y León se habían contabilizados 2.031 ataques al sur del Duero en 2018, con cifras oficiales, de ellos 1.382 en Ávila, el 68 por ciento, pero no se cuenta los animales desaparecidos ni los que mueren después. Agregó que las opas calculan que los ataques superan los 2.000 en Ávila.

“El lobo y el ganado deberían ponerse en una misma frase sin dolor, pero no es así, y nunca lo ha sido, la balanza no está equilibrada y no deberían estar muy contentos con el trabajo de su partido”, dijo, para reprochar a Mañueco unos seguros insuficientes y reprocharle que se escude en la directiva del hábitat”. “Su falta de previsión y de conocimiento del territorio que nos deja atónitos”, concluyó.

 

 



Las más vistas