'Sabor a tierra'

DP
-

El Museo de Agua acoge una exposición de seis ceramistas palentinos hasta el 2 de junio

‘Sabor a tierra’ - Foto: Sara Muniosguren

Sabor a tierra es el título de la exposición que desde ayer puede visitarse en el Museo del Agua, hasta el 2 junio, organizada a modo de aperitivo de la gran cita con la cerámica que ampara la Feria Chica.   Los amantes de la creatividad a partir del manejo del barro tienen  la oportunidad de contemplar los trabajos de Rocío Aguado, Victoria  París, Luciano Ceinos, Gerardo Pescador y Jorge y Benito Moro, todos ellos palentinos -capital y provincia (Paredes de Nava y Fuentes de Nava), que presentan piezas murales  y torno.
La presidenta de Ceramistas Palentinos, Victoria París, explica respecto al título de la exposición que los ceramistas «tenemos mucho que decir y mucho que ver con la tierra, el agua y el fuego. Sin estos elementos no somos nada».
La muestra reúne más de medio centenar de obras, con una pequeña representación que el visitante se encontrará según entra en el Museo del Agua (paseo Dársena del Canal),  mientras que el grueso se localiza en la sala de exposiciones.  Sabor a tierra podrá visitarse hasta el 2 de junio, jueves y viernes por la tarde en horario de 17 a 20,30 horas; sábados y domingos por la mañana, de 10,30 a 14 horas. Del 15 al 18 de mayo las visitas podrán ser matutinas y vespertinas, y el 19 funcionará el horario de mañana.
La presidenta de Ceramistas Palentinos, en una visita guiada por la exposición, explica que en su caso la música es la protagonista frente a las flores tan características de sus piezas. «Aquí son notas musicales, pero en la feria volverán a estar las flores. El volumen también está presente en estas creaciones».  
espacio.  Este es el segundo año en el que la exposición paralela a la celebración de la Feria de Cerámica tiene  lugar en el Museo del Agua, cuya gestión corresponde a la línea de empleo del  Grupo Fundación San Cebrián. «Cada vez tenemos menos espacios. Y aquí está muy bien», subraya la ceramista. Asimismo, la nómina de artistas es la misma que en la anterior.  En este sentido, Victoria París llega a hablar de que «no hay relevo generacional, y es que unos se van jubilando y no se abren nuevos talleres. Es un problemón. Nos van a ver como bichos raros, como los dinosaurios nos vamos a extinguir». 
Desde Ceramistas Palentinos se valora el desarrollo de actividades como esta exposición por cuanto permite a los creadores «hacer algo juntos», a la vez que «se da visibilidad al colectivo, que no solemos dar guerra, pero sí hacernos visibles. Nos gusta además que coincida con la feria y ver que la cerámica no es solo botijos -con todos los respetos-, sino que se hacen otras cosas».
Esta exposición está organizada como antesala de la Feria de Cerámica, que se celebrará del 30 de mayo al 2 de junio. Sobre ella, Victoria París avanza algunos detalles, como el número de expositores, 31.   Se puede hablar de cita internacional toda vez que se contará con un taller portugués y otro francés.  Hay que hablar de la presencia de otras comunidades autónomas, como Asturias, cuya participación no es novedad, pero sí sus representantes, que se estrenan en esta plaza. «Va a ver variedad y, como siempre, hemos intentado innovar un poco», explica Victoria París. Entre las propuestas en paralelo a la feria, mencionar que habrá exhibiciones a cargo del paredeño Luciano Ceinos y Alfarería Paco de Moveros de Aliste (Zamora) -levantará  una tinaja «espectacular»-. La música también tendrá su espacio, como todos los años, a cargo de Carlos Herrero. «Ahora, a esperar que nos acompañe el tiempo y, a vender, que es de lo que se trata».
premio.  En esta cita en torno a la cerámica se mantiene también la convocatoria del Premio Manuel Ceinos. Participa cada uno con una pieza y el fallo se conoce el 30, día en que se inaugura la Feria de Cerámica. «Es ya un premio consolidado y concurren obras de peso», manifiesta Victoria París.
Cabe señalar por último que la la cita con la cerámica se ha convertido  en uno de los platos fuertes de la Feria Chica, y un reclamo para  vecinos y visitantes, que pasen por allí en busca tanto de objetos que tienen utilidad así como detalles decorativos o piezas para el adorno personal.