Los empleados de Justicia temen la politización

Carlos H. Sanz
-

Más de medio centenar de los 225 trabajadores se concentran ante la Audiencia contra una reforma que consideran «un ataque»

Más de medio centenar de trabajadores de la administración de Justicia se concentraron ayer a las puertas de la Audiencia Provincial para protestar contra la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, al entender que no solo supone «el mayor ataque a los derechos de los funcionarios» sino que pretende «un control político de la administración y el menoscabo de la independencia y tutela judicial».
En la actualidad, la administración de Justicia emplea en Palencia a 225 personas, a las que afectará directamente la reforma de la LOPJ, aprobada y firmada ya por el Congreso y a falta de que se ratifique en el Senado.
«El destino de los funcionarios no se determinaría por el procedimiento actual, sino a través del conjunto de puestos de trabajo de un mismo municipio. De esta forma, a cualquier funcionario le podría mover de forma forzosa de un puesto para otro, simplemente con una orden verbal», concretó Amaya Ruiz, delegada del Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ), convocante de la protesta al igual que CCOO, UGT y CSIF.
mañana, huelga. A la concentración de ayer, se unirá mañana una huelga general en toda la administración de Justicia, con la que los sindicatos quieren quitar la careta a una reforma impulsada desde el poder político bajo la excusa de la modernización, aseguran.
«Pretende, en realidad, eliminar puestos de trabajo, porque se han incluido enmiendas para la no contratación de interinos en el caso de que existan jueces de refuerzo, y para que, en caso de que haya un refuerzo, quede limitado a seis meses», explicó Amaya Ruiz.
«¿Para cuándo los políticos acometerán la verdadera reforma, modernización y mejora de la administración de Justicia invirtiendo en más y mejores medios personales y técnicos», preguntan los convocantes.