Igea a Sánchez: "El estado de alarma hay que ejercerlo"

SPC
-

La Junta apoyará al Gobierno siempre que busque el consenso y no ofrezca "imprudencia"

Francisco Igea. - Foto: Ical

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, recordó hoy al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, que el "estado de alarma hay que ejercerlo, no utilizarlo como una amenaza", y que el Gobierno de Castilla y León seguirá siendo leal y seguirá apoyando esta restricción de derechos, siempre que a cambio no se ofrezca "imprudencia y amenaza". "Este país debe mantenerse unido, pero el Gobierno tiene que buscar la mayoría parlamentaria", porque una situación así, en minoría, "es inconcebible" en cualquier estado democrático, y "lo visto ayer no parece una búsqueda de consenso".

Igea, que recordó que existen otras medidas de excepción, reiteró la voluntad de la Junta de ser leal, pero no al precio de nuevas vidas humanas, por lo que dirá que no a cualquier estrategia imprudente de desescalada. "Todo el Gobierno cree que es necesario tomar medidas en estado de alarma, pero si no van a servir ni van a evitar lo que ocurrió en Segovia, no sirven para nada", dijo en declaraciones recogidas por Ical.

Igea, que hoy compareció junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la rueda de prensa diaria para informar sobre la situación del COVID-19 en Castilla y León, también expresó su malestar con la estrategia que está siguiendo el Gobierno de "anuncio el sábado, consenso el domingo y boletín a las 12", algo que no puede continuar, como ya expresó ayer el propio presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco. También, que se presente una propuesta de desescalada sin parámetros claros para la ciudadanía, sin que incluya los umbrales epidemiológicos y se precise de forma clara cuándo se frena el avance del territorio a una nueva fase o se da marcha atrás.

A juicio de Igea, el documento no puede basarse en si una autonomía está preparada para para la avalancha, sino para evitarla, y lamentó que con el único indicador que fija -las camas de UCI y de enfermos agudos- la Comunidad sería incapaz de entrar en fase 1. De hecho, tendría que contar con 2.000 camas a mayores de las que tenía extendidas, cuando en ningún momento la Comunidad ha superado el 70 por ciento de ocupación de camas de agudos. 

"Esta Comunidad se ha portado de manera extraordinariamente leal con los ciudadanos, siempre ha defendido el estado de alarma, y fuimos los primeros que lo pedimos para preservar la salud de nuestros ciudadanos", aún cuando hubo autonomías que no tomaron decisiones para preservar la salud de los ciudadanos en fase de transmisión comunitaria, dijo, para recordar lo que comenzó a ocurrir en la semana del 8 de marzo. Pero, "una cosa es que seamos comprensivos y otra imbéciles". El portavoz de la Junta reiteró que lo que se pedía el 11 de marzo es lo que se pide ahora, que el Gobierno ejerza la autoridad que le confiere el estado de alarma y que tome medidas necesarias para no volver atrás, al escenario anterior, algo que no está reflejado.

Por lo que respecta al ámbito político autonómico, Igea precisó que no puede estar "más satisfecho por el compromiso político de esta Comunidad", que ha sido ejemplar para afrontar la crisis tanto desde la oposición como desde el Ejecutivo, donde precisó que en ningún momento se ha evidenciado que esté formado por dos partidos, y que ha "funcionado con un grado de unidad inmejorable", "excelente".