La Ley LGTBI y el Estatuto avivan los choques entre partidos

SPC
-

Socialistas y morados lamentan el «bloqueo» de la norma de diversidad sexual y piden blindar en el Estatuto un suelo social, mientras que naranjas y 'populares' apuestan por el consenso

La Ley LGTBI y el Estatuto avivan los choques entre partidos

Las reuniones de la mesa de portavoces de las Cortes continúan con su escalado de choques entre las formaciones de derechas y de izquierdas en el Parlamento regional. Una vez dejado atrás las broncas por la designación del senador autonómico y los altos cargos del nuevo Ejecutivo, en esta ocasión PP-Cs y PSOE-Podemos se han enfrentado a costa de la Ley LGTBI y la supresión de los aforamientos, que han vuelvo a evidenciar el mar ideológico que separa a las cuatro formaciones. De hecho, los portavoces del Grupo Socialista, Luis Tudanca, y del Mixto, Pablo Fernández (Podemos), denunciaron el «bloqueo» de la proposición de ley que pide derechos para el colectivo LGTBI+, puesto que la iniciativa no se debatirá en el próximo pleno de las Cortes, previsto para el 22 y 23 de octubre. Al respecto, el popular Raúl de la Hoz y Carlota Amigo, de Ciudadanos, negaron la acusación y advirtieron de que se abordará en el siguiente, al incluirse las dos propuestas de reforma del Estatuto de Autonomía.
Tudanca aseguró que es «mentira» y replicó que se trata de «excusas» para de nuevo frenar la tramitación de la ley, puesto que a su juicio ya es una «tradición» que PP y Cs se alíen para eliminar derechos. Además, recordó que en la anterior legislatura no se pudo avanzar en la proposición de ley tras bloquearse.
En la misma línea, el procurador de Podemos, Pablo Fernández, lamentó que la Junta «cercene la posibilidad de que se plantee la Proposición de Ley que el resto de los grupos querían trasladar a las Cortes, una proposición que es del propio colectivo». Por esto, Fernández aseguró que «el PP y Ciudadanos están realizando una calamitosa gestión y han convertido a la Junta de Castilla y León y también a las Cortes en ‘la Casa de Tócame Roque’».
Ante estos ataques, el popular Raúl de la Hoz pidió separar los derechos del colectivo de la «manipulación política», ya que a su juicio se está produciendo un «manoseo político» de esta cuestión, algo que recalcó le da «pena». Así, se refirió a lo ocurrido en Asturias cuando una diputada socialista advirtió de que los derechos del colectivo no pertenecen ni a Podemos, ni a ninguna federación. «Será lo que surja del consenso de todas las partes implicada», dijo De la Hoz, no de un grupo «politizado», informa Ical.
Igualmente, la portavoz de Ciudadanos,Ana Carlota Amigo, recalcó el compromiso «claro» con el consenso y garantizó que habrá una «buena ley». Por ello, destacó su reunión con varias asociaciones y señaló que también se tratará de recoger las propuestas del resto del colectivo, así como de los grupos parlamentarios de las Cortes.
Modificación

Sin embargo, este no fue el único encontranazo de la jornada de ayer, ya que, mientras los grupos Popular y de Ciudadanos defendieron la existencia de consenso y apelaron al acuerdo para abordar ya, en el próximo pleno de las Cortes, la supresión de los aforamientos, los socialistas exigieron que a esta cuestión, a la que añaden acabar con la imposibilidad de ser detenidos, se sume el establecimiento de un suelo social, así como el blindaje de los servicios públicos. 
De hecho, en el próximo pleno la primera proposición de ley cuya toma en consideración será debatida será la registrada por el PP y Cs, limitada a la supresión de los aforamientos para todos los políticos. En este punto hay acuerdo entre los tres principales partidos, mientras que en lo que discrepan el PP y Cs por una parte y el PSOE es en el alcance de la reforma del Estatuto, donde los socialistas creen que deben abordarse ahora otras cuestiones relacionadas con la transparencia y, especialmente, con el establecimiento de un suelo social.
Listas de espera

Por otra parte, el portavoz delGrupoPopular,Raúl de la Hoz, lanzó un mensaje sin nombre pero cuyo destinatario parece ser el vicepresidente de la Junta,FranciscoIgea. Éste defendió que el anterior Ejecutivo autonómico no incumplió la obligación de publicar los datos de la lista quirúrgica, como marca la norma, si bien señaló que no se incluían los pacientes que estaban fuera del registro estructural. En ese sentido, De la Hoz advirtió a quien acuse de manipular la lista que debe acreditarlo y además iniciar el procedimiento previsto. Un aviso que llega después de que FranciscoIgea este jueves dejase entrever que el aumento de las listas de espera registrado durante el tercer trimestre respondiera, además de a una cuestión estacional, a que los datos de años atrás estaban maquillados por la Consejería de Sanidad.


Las más vistas