Carriles para bicis y patinetes

Carlos H. Sanz
-

Inician el pintado de los ciclo-carriles por las avenidas de Modesto Lafuente, Manuel Rivera y Casado del Alisal. El plan se extenderá a 70 vías

Carriles para bicis y patinetes - Foto: Juan Mellado

El Ayuntamiento comenzó este martes a señalizar los nuevos ciclo-carriles o ciclo-calles, poniendo así en marcha una parte importante del plan de movilidad, la llamada garantizar la integración de las bicicletas y vehículos de movilidad personal (VMP), los patinetes, en el tráfico diario. 
Las primeras en recibir esta señalización, que consiste en un dibujo pintado en la calzada de una bicicleta con dos líneas que apuntan hacia el sentido de la marcha, están siendo las avenidas de Modesto Lafuente, Manuel Rivera y Casado del Alisal. No obstante, tal y como se informó en su día, el plan global incluye la intervención en unas 70 calles de la capital.
El equipo de Gobierno de Mario Simón recabó los apoyos necesarios en la última comisión de Tráfico para desarrollar esta red de ciclo-calles y ciclo-carriles. Las primeras son calles de estructura normal en la que se ha introducido señalización específica horizontal para subrayar el estatus de la bicicleta como vehículo. Por su parte, los ciclo-carriles, por su parte, son calles de varios carriles en los que uno de ellos -suele ser el derecho- es tratado y considerado como una ciclo-calle, con los objetivos y elementos de una ciclo-calle. Este ha sido el caso de las avenidas antes citadas.
La concejala de Tráfico, Carolina N. Gómez, destacó ayer que la señalización de estas vías se va a llevar a cabo con fondos y personal propios, por lo que no se contratará a una empresa, tal y como se intentó en el pasado. «Ahora que hay menos tráfico, es el momento idóneo de llevar a cabo esta señalización, de forma que cuando se haga la desescalada se fomente el uso de la bicicleta y el patinete en ciclo-carriles», aseveró.
visto bueno. Hace 15 días, la edil llevó a la comisión de Tráfico la regulación de la red de ciclo-calles y ciclo-carriles de la ciudad, es decir, el diseño de que recibirán las vías de la capital con el objetivo de favorecer la integración de las bicicletas en el tráfico diario, logrando el apoyo necesario para llevar a cabo los cambios en la ordenanza municipal que regula en tráfico rodado en la ciudad.
El objetivo es realizar una serie de actuaciones específicas dirigidas tanto a automovilistas como a ciclistas para posicionar socialmente la bicicleta y el resto de vehículos de movilidad personal (VMP) como vehículos de pleno derecho en calzada y promover el respeto hacia los ciclistas y la conducta colaborativa en el tráfico.
Además, de forma opcional, se abre la posibilidad de instalar en ellas elementos como badenes, señales de limitación de velocidad o semaforización para reducir la velocidad del tráfico motorizado y el estrés de los ciclistas, y favorecer la comunicación y cooperación entre usuarios.
El equipo de Gobierno defiende la identificación de esas nuevas vías de la red de la ciudad porque son «de ejecución sencilla, bajo coste, alta visibilidadad e impacto social». «Han demostrado en varias ciudades tener un efecto positivo en la calidad del tráfico que no se limita al uso de la bicicleta», explicaron desde el Consistorio. Cabe recordar que el número de desplazamientos diarios en bicicleta en la capital fluctúa entre un 1,20 y un 1,35%.