Temprano: "El Gobierno PP-Cs lleva seis meses perdidos"

SPC
-

El secretario general de UGT exige a la Junta que deje de "intoxicar" con la formación porque los agentes sociales y económicos sólo negocian los colectivos, ni elaboran bases ni órdenes

Temprano: “El Gobierno PP-Cs lleva seis meses perdidos" - Foto: mir_ical

El secretario general de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano (Zamora, 1959), pide una y otra vez un reparto justo de la riqueza y exige a los empresarios responsabilidad para elevar los salarios por encima de la media en la Comunidad. Temprano demanda la constitución de un Gobierno en España “progresista” que acometa las reformas que necesita España y garantice las pensiones, derogue las dos últimas reformas laborales y eleve la presión fiscal a los que mas tienen. Asimismo, reclama a la Junta unos presupuestos con o sin cuentas estatales, ya que será ese documento el que defina qué políticas acometerá el Ejecutivo de coalición PP-Cs, ya que los seis primeros meses de legislatura, a su juicio, han sido tiempo perdido, informa Ical.

El sindicato celebra un nuevo congreso en octubre. ¿Cómo se encuentra la organización tras su mandato?

La organización en Castilla y León está asentada, tras una reestructuración importante al pasar a tres federaciones, más la unión de jubilados y pensionistas y las organizaciones de autónomos y de agricultores. En el día a día se está trabajando coordinadamente con todas las estructuras. En afiliación hemos tenido un incremento bastante importante después de los años de crisis. Estamos en estos momentos en torno a 70.000 cotizantes y la afiliación es superior. Hemos conseguido consolidar la organización en cotizaciones y afiliación en la Comunidad. La organización ha estado presente en la vida externa del propio sindicato de cara a las instituciones, empresarios y la sociedad nos ve como un instrumento al servicio de los trabajadores para canalizar y dar solución a sus problemas. Esos objetivos se han cumplido.

¿Se va a presentar de nuevo para seguir dirigiendo el sindicato en octubre del próximo año?

No toca en estos momentos platearse si me voy a presentar o si va a haber más candidaturas de otros compañeros. Cuando quede poco tiempo para el propio congreso, ahí se tomarán las decisiones oportunas. Lo que toca es trabajar en documentos externos de la propia organización y no de temas internos, porque lo importante para los trabajadores es saber cuáles son los planteamientos y las resoluciones en materias que les interesan, como el empleo, el estado de bienestar, vivienda, medio ambiente, etc.. A partir de enero entraremos en una fase de documentos internos a debatir en el congreso sobre temas para buscas soluciones. Lo que se discuta aquí será elevado al confederal.

¿Entonces no lo descarta?

Ni no, ni sí.

¿Cómo valora la situación económica que se vive en Castilla y León?

Hemos salido de la crisis y no se puede hablar de recesión, sino de crecimiento de nuestra economía. Los beneficios empresariales son muy superiores a los años anteriores a la crisis en Castilla y León. Nuestra Comunidad y España crecen por encima de la media de la UE. Creo que en 2020, la economía en Castilla y León y en España seguirá creciendo. No se puede hablar de recesión aunque algunos sectores se han podido estancar un poco. El crecimiento económico no está en tela de juicio.

Pero algunos lanzan mensajes del miedo hacia una posible recesión….

Es un mensaje equivocado e interesado. Hay ciertos sectores en impás, es verdad, pero hay gente que está intentando lanzar un mensaje de que España puede entrar en recesión económica, comparándolo con la gran crisis de 2008. Las causas son totalmente distintas, en 2008 se produce por el sector bancario, por la burbuja inmobiliaria; y los bancos fueron saneados con el dinero de todos los españoles. Ahora, los vaivenes de la economía proceden del brexit, que se producirá de una forma u otra; de la guerra comercial de EEUU y China, y de la falta de un Gobierno. Esas son las causas de una desaceleración de la economía que no recesión.

¿Cuál es el objetivo de ese mensaje interesado?

Quieren que se mantenga la reforma laboral; que se mantengan los ajustes con los expedientes de regulación y las bajas indemnizaciones. Los que dicen eso quieren que los beneficios empresariales se sigan sin repartir entre los trabajadores.

¿El salario en la negociación colectiva volverá a ser esencial para ese reparto?

Lo más importante es situar el salario mínimo en convenio en 1.000 euros por 14 pagas y que en Castilla y León los salarios suban más que en el Estado para acercarnos a la media. En lo que llevamos de 2019, la subida media en España ha sido del 2,3 por ciento, frente al 1,1 por ciento de la Comunidad. Si antes en la crisis los salarios crecían menos que a nivel estatal ahora siguen creciendo todavía por debajo. Los empresarios no pueden mirar para otro lado y debe cumplir los acuerdos.

¿Qué mensaje le manda a Cecale?

Que reflexione con datos reales sobre lo que están subiendo los salarios en los convenios respecto al estado, que hay un acuerdo firmado y que cumpla con el mismo. Seguiremos en la vía de la negociación y si tenemos que presionar, presionaremos.

Habían exigido a Cecale dialogar sobre igualdad en la Negociación Colectiva y sobre formación. ¿Han avanzado algo?

Tenemos todo paralizado con Cecale. En el primer trimestre del año afrontaremos de forma mas urgente y seria las políticas de igualdad en la negociación colectiva, que conlleven bajar la brecha salarial y la promoción en cuanto a ascensos. Además, queremos articular algún método para la formación, a través de la cuota empresarial y de los trabajadores. Del dinero que se le quita a los trabajadores para formación y va a una caja, no se utiliza más de un 20 por ciento. Algo habrá que hacer.

¿Cómo valora la situación política nacional?¿Qué espera de las negociaciones del PSOE?

Demandamos que haya un Gobierno, porque este país lleva paralizado todo 2019 con uno en funciones y sin presupuestos generales. Sin Gobierno no habrá presupuestos en 2020 y los problemas se seguirían acumulando.

¿Considera acertado negociar con Esquerra Republicana de Catalunya?

Los españoles votamos dos veces seguidas y le dijimos a los partidos que hay que hablar. Este país necesita que se deje de mirar temas partidistas y se mire por el bien del Estado y para eso se necesita hablar con todos y dentro de eso está ERC, que tiene representación en el Parlamento porque le han votado. No creo que se vaya a romper el país por hablar con Esquerra. Ni se ha roto ni se va a romper de cara al futuro, se puede romper porque la agente no tenga salarios dignos, no tenga pensiones dignas, porque se privatice el estado del bienestar y haya menor calidad en sanidad y educación. No por hablar con partidos de Cataluña se romperá le estado. Eso si, la solución en Cataluña pasa por el diálogo, por soluciones políticas, no pasa ni por la confrontación ni por soluciones judiciales.

¿Qué exigencias son mas urgentes para el posible futuro Gobierno?

Desde el punto de vista laboral y social, los ciudadanos tienen problemas que siguen sin resolverse. Temas urgentes que un nuevo Gobierno debe afrontar Hay que dar solución a las pensiones y derogar la reforma del PP para que no pierdan poder adquisitivo y negociar un acuerdo en el Pacto de Toledo fuera del debate político que garantice su futuro porque no es un problema de gastos sino de ingresos. Necesitamos un gobierno para negociar el nuevo marco laboral, un nuevo estatuto de los trabajadores adecuado a la situación actual del mercado laboral, pero para eso es preciso derogar las reformas laborales de Zapatero y la del PP de 2012, que dieron todo el poder a los empresarios. Necesitamos urgentemente hablar de contratación, la prevalencia de contratos que conlleven empleos de calidad; establecer el reparto de la riqueza a través de la negociación colectiva; y solucionar las causalidades de los despidos colectivos e individuales, porque no puede se que te echen por estar de baja, o en uno colectivo que no se requiera la autorización de la Administración. Y debe afrontar los presupuestos generales del Estado. Sería lamentable que tuviéramos gobierno y que no se aprobarán los presupuestos generales del Estado y se mantuviesen los de 2018. Deben subir el SMI; determinar qué dinero viene para las autonomías y hablar de la reforma de la ley de impuestos para el que más tenga más pague.

¿Cómo valora los primeros meses del Gobierno de coalición PP-Ciudadanos en Castilla y León?

Estamos en una nueva época en la Comunidad, pero lo que nos preocupa no es que haya un gobierno de coalición sino las políticas que pueda desarrollar y si llegan a los ciudadanos y se dan soluciones. Es imprescindible que haya presupuestos en 2020 para saber qué políticas van a desarrollar. Lo que es real a fecha de hoy es que en esta Comunidad, los principales problemas que había con el anterior gobierno se siguen manteniendo y no se le ha dado solución.

¿A qué se refiere?

Mes a mes seguimos perdiendo población activa porque nuestros jóvenes se marchan de esta autonomía porque aquí no tienen un futuro. Además, esta es la autonomía que menos cobertura de desempleo tiene para la gente que no tiene un puesto de trabajo. En tercer lugar, no creamos empleo de calidad. Junto a esto, mes a mes se acentúa la despoblación y nadie toma medidas. Seguimos creando comisiones de trabajo y haciendo jornadas, pero la gente se sigue marchando del medio rural porque no tienen un medio de vida. Para asentar población se necesita primero empleo y segundo que el estado de bienestar esté garantizado.

¿Cómo valora la apuesta sanitaria de la Junta para el medio rural?

La sanidad en el medio rural día a día se sigue deteriorando. Seguimos inventando organismos nuevos que no van a solucionar el problema de la sanidad en el medio rural. No se pude cerrar ningún consultorio médico y en cada uno de ellos debe haber como mínimo un médico y una enfermera. Las medidas que están adoptando no conducen absolutamente a nada de eso.

¿Y la apuesta por reducir impuestos?

Esta autonomía sigue sin solucionar el problema de los impuestos. Debe hacer una tabla de impuestos para que el que más tenga más pague. Se habla de bajar impuestos, de eliminar Sucesiones, que afecta al uno por ciento de la población, cuando al 99 por ciento le interesa que el que más tenga más pague. Esos problemas siguen presentes y no se ha tomado solución alguna. Las soluciones se deben ver en unos presupuestos, ver qué se destina a despoblación, contratación de empleo de calidad, servicios públicos esenciales, qué va a pasar con las tasas de reposición para que haya más profesionales en el medio rural y en las capitales de provincias. Queremos saber también el suelo de gasto social.

¿Exigen ustedes entonces unas cuentas se aprueben o no unas estatales?

Sí. No estamos de acuerdo en que el Gobierno se escude en que como no hay presupuestos del Estado no se pueden hacer los de la Comunidad. Esta autonomía ya sin presupuestos del Estado hizo presupuestos de la propia Comunidad. Los presupuestos nos dirán qué políticas quiere llevar a la práctica el Gobierno de la Comunidad. Sin presupuestos no se pueden discutir nuevas cuestiones. Dentro del Diálogo Social solo se pueden negociar las partidas que están actualmente en los presupuestos. Ni siquiera se pueden incrementar. Hemos perdido lo que va de legislatura este año, seis meses perdidos, y sino hay presupuestos el año que viene, será un año perdido.

¿Cómo van las relaciones con el Ejecutivo tras el fracaso de la negociación de las 35 horas?

Desde UGT seguimos defendiendo y demandando que el Gobierno cumpla con los empleados públicos de Castilla y León con las 35 horas. No es una tema negociable, es un tema de aplicación.

Convoque a las mesas que estaban constituidas y ponga en marcha las 35 horas. Para nada queremos que se mezcle con el Diálogo Social. El Diálogo Social es un tema tripartito que afecta al Gobierno y a los agentes sociales y económicos, y las 35 hora es un tema bilateral de negociación colectiva, la Junta como empresa y los empleados públicos. No lo queremos mezclar pero sí repercute en cuanto a que daña mucho su credibilidad.

¿Se puede ver resentido el Diálogo Social?

El Diálogo Social es una seña de identidad, pero no porque esté escrita, sino para llevarla a la práctica. Mucho puede decir el Estatuto de Autonomía, pero sino se lleva a la práctica queda en papel mojado. ¿Ha sido seña de identidad porque se ha llevado a la práctica durante los gobiernos anteriores? Si. ¿Va a seguir siendo una seña de identidad de cara al futuro? si se llega a acuerdos y se cumplen, sí.

¿Eso supone una exigencia para el Ejecutivo?

UGT seguirá en el Diálogo Social, no vamos a dinamitar para nada el proceso, pero no firmaremos acuerdos sino llevan aparejada una partida económica. El Diálogo Social debe conllevar a resolver problemas a los ciudadanos que viven en Castilla y León. Dicho esto, sería importante que las distintas mesas abiertas, las ya firmadas para 2020, se agilicen y a ver si somos capaces de llegar a acuerdos a principios de enero.

¿Están avanzando en el Papecyl -Plan de Empleo-, que es la mesa quizá que requiera más urgencia?

Lo que estamos negociando exclusivamente en Papecyl, son las líneas que había en 2019, para ver cómo quedan en 2020, porque no hay presupuestos y no sabemos cuándo los habrá. Estamos viendo las líneas que han funcionado y las que no, para ver si puede haber un trasvase de fondos de unas a otras.

Ustedes negocian dentro de estas mesas las líneas de formación. Las últimas declaraciones de Igea apuntando a que son ‘juez y parte’ de estos apoyos han levantado ampollas y usted ya mostró su malestar. ¿Qué mensaje quiere lanzar a la sociedad?

Los agentes sociales y económicos no negociamos ninguna base, ni la orden, nunca lo hemos hecho. Lo único que hace la Administración es informarnos. Es más, puedo decir que para el año 2020 dichas bases fueron cambiadas bajo un criterio que solo cumplía una empresa, y trasladamos a la Junta que no estábamos de acuerdo, pero lo sacó y punto y se acabó. No negociamos ni el montante económico, que es lo que viene del Estado. Lo único que negociamos son los colectivos más importantes a los que van destinados esos fondos. Quiero dejar muy claro que no negociamos ni bases ni la orden, se nos informa; aunque la Ley del Diálogo Social diga que tenemos derecho a negociarlas. Además, en Formación concurrimos como el resto de empresas. No somos juez y parte, nunca lo hemos sido. Otra cosa es que se intenta mezclar todo, y hay un proceso judicial de una denuncia de ciertas academias contra una serie de empresas que han tenido la formación, pero es un tema que ni nos va ni nos viene y lo deberá resolver la justicia.

¿Se han deteriorado las relaciones con el vicepresidente de la Junta, Franciso Igea?

Se carga contra Igea, pero es el portavoz, y el presidente es Mañueco, y el responsable es Mañueco, no lo que diga Igea. Solo hay un Gobierno y el presidente es Mañueco. El responsable de este tema no son las declaraciones del portavoz, sino del presidente de la Junta. Creo que lo que tiene que hacer es leerse la participación de los agentes económicos y sociales en formación, hay una ley estatal, está el Estatuto de los Trabajadores, la ley orgánica de libertad sindical y también la Ley del Diálogo Social en la Comunidad, que establece qué capacidad tienen los agentes sociales y económicos, en el tema de formación y en otras materias. Si se quiere cambiar algo habrá que cambiar la ley. Que se nos diga claramente qué se quiere cambiar.

¿Puede poner en riesgo la concertación social?

No vamos a romper el Diálogo Social, vamos a seguir estando en las mesas, pero nos gustaría que se informará bien de lo que está pasando actualmente. Negociamos exclusivamente los colectivos a quien va destinada la formación, sobre las bases y la orden se nos informa de lo que hace la Junta. Las declaraciones han parecido mal porque no se ajustan a la realidad, porque de cara a la sociedad parece que nos repartimos entre tres todo, somos juez y parte, miramos el montante y nos lo repartimos todo. Ni nunca se ha hecho ni se va a hacer y si se quiere cambiar, que se cambie la ley.

¿Les han planteado formalmente esa reforma y les han dado una explicación?

La Junta asegura que los medios han interpretado mal las palabras del vicepresidente. Yo pido que no sigan intoxicando con este tema y si quieren cambiar algo que lo lleven a las mesas del Diálogo Social, porque tampoco lo han planteado. No nos han expuesto nada, ni en la mesa de formación y por cierto, cuando hizo esas declaraciones ya estaba adjudicada toda la orientación para el empleo de 2020. Si creen que en la ley de Diálogo Social somos juez y parte, que se modifique, pero es que no participamos ni en las bases ni en las órdenes, y vamos a una concurrencia pública como el resto.

¿Qué porcentaje de fondos gestionan de estas líneas?

Del montante principal en torno a un 30 por ciento, en competencia competitiva, repito. No establecemos la puntuación, ni participamos, se nos informa.

¿Cómo valor los planes territoriales que se están poniendo en marcha desde el Ejecutivo autonómico?

Ya ha habido una reunión donde se nos han expuesto y UGT está de acuerdo con lo que se ha anunciado. Pero nosotros no lo miramos como planes territoriales sino como sectoriales. Hablamos de sectores que hay que potenciar para luego distribuirlos por el territorio. Dependiendo de cómo sea puede estar en uno u otro, porque sino entraríamos en confrontación entre territorios. Hay un tema muy claro, en esta Comunidad autónoma no existe cohesión territorial y hay malestar en León, Zamora, Salamanca, Soria, Ávila… Las diferencias son cada vez mayores entre las provincia con más y menos ingresos. Aquí en vez de recortar distancias las aumentamos, porque no hay una política de cohesión territorial.

El cierre en la minería del carbón y ahora las térmicas está poniendo en jaque todas las cuecas mineras. ¿Entiende lo que se ha hecho en España?

La realidad es que las minas están cerradas y debemos afrontar ahora el cierre de las térmicas. Se hace imprescindible que el ministerio convoque la comisión mixta para la transición con la Junta y los agentes sociales, que se lo hemos solicitado por carta. No entendemos cómo en otras autonomías como en Asturias ya está creada y en Castilla y León con la problemática que tiene esta autonomía no está constituida. Aquí el problema es que primero cerramos y luego discutimos, Siempre que cierras y dejas a la gente en la calle, les dejas por el camino, no hay una transición justa, digan lo que digan.

¿Qué problema existe para que siga bloqueada la extensión del Serla a las provincias?

Debería estar ya en marcha en todas las provincias. Empresarios y sindicatos estamos totalmente de acuerdo, porque se ha demostrado que es una herramienta positiva, para el trabajador y la empresas, donde más de 50 por ciento de los casos se han solucionado con la mediación, sin ir por la vía judicial, con ahorro económico para trabajadores y empresas. Estaba firmado que tenía que estar en todas las provincias de la Comunidad. Faltaban los locales, que estaba solucionado, y el personal, Se le pidió a la Junta un informe para qué tipo de personal se debía poner. No hemos puestos ningún problema. Con Herrera estaba solucionado y ahora está estancado. El problema es ponerlo en marcha de forma escalonada en todas las provincias de Castilla y León.

¿Les han respondido de las Cortes a sus peticiones para un mayor participación institucional de los agentes sociales?

Tuvimos reunión con la mayoría de grupos y con el presidente de las Cortes y esperamos una contestación para ver si van a hacer algo o no. Lo último que tenemos en nuestras relaciones con las Cortes es la petición del presidente para conocer nuestra opinión sobre el futuro de la Fundación Villalar.

¿Qué postura mantiene el sindicato ante las voces leonesistas que hablan de nuevo de romper la Comunidad?

El mapa autonómico para UGT está cerrado, no es un tema de debate. Pero entendemos a los compañeros de León, porque por una mala política autonómica, de falta de cohesión territorial, vean que se potencian unas provincias y se deja atrás. Modificar la autonomía es un debate cerrado, pero hay que dar solución a los problemas de esta autonomía. Esta comunidad tiene dos regiones como dice el Estatuto de Autonomía, pero hay que hablar de Castilla y León. Decir claramente que los problemas no se solucionan con una autonomía más, sino reivindicando continuamente políticas activas de empleo, el Estado del Bienestar y, sobre todo, que el Estatuto de Autonomía se cumpla, es la mejor arma.