El voto por correo baja un 16% respecto a 2016

Carlos H. Sanz
-
El voto por correo baja un 16% respecto a 2016 - Foto: Á“scar Navarro

6.548 palentinos han solicitado a Correos la documentación, 1.256 menos que en junio de 2016

Un total de 6.548 palentinos residentes en España han solicitado a Correos la documentación para ejercer su derecho al voto por correo este domingo. Son 1.256 menos que en las elecciones de junio de 2016, los últimos comicios celebrados, lo que supone un descenso del 16% en comparación con el actual proceso.
En total se presentaron 6.575 solicitudes, de las que se han rechazado 27. Aún así, esta cifra es la segunda más alta de unas elecciones generales desde 2000, fecha en la que arranca la serie del Instituto Nacional de Estadística, y desde entonces ha crecido por encima de las 4.100 solicitudes de ese año.
En 2004, las peticiones se incrementaron hasta las 4.595, pero en 2008, cayeron hasta las 4.000. Se registró un leve repunte, hasta las 4.100 en 2011; mientras que en diciembre de 2015 el voto por correo creció un 28% hasta los 5.330. En junio de 2016 se disparó un 46%, hasta los 7.804 trámites, y ahora vuelve a bajar, aunque sigue por encima del resto de comicio, según los datos del INE.
Al dato de solicitudes hay que sumar también las 50 tramitadas por electores residentes en España temporalmente en el extranjero; y los 713 votantes residentes-ausentes que viven en el extranjero, para los que rigen otros plazos.
Ahora, los electores tienen hasta mañana para remitir su voto en cualquiera de las oficinas que Correos tienen repartidas por la geografía palentina, ya que ayer acabó el plazo dentro del que la empresa pública debe hacerles llegar en mano, las papeletas de la circunscripción a la que pertenecen.
La empresa estatal se compromete a realizar al menos dos intentos de entrega en mano dejando el aviso para que vaya a recogerla a la oficina más cercana si no ha sido posible realizar la entrega.
Hasta el domingo, todos los votos estarán custodiados por Correos, y ese día los carteros repartirán todas las papeletas en las mesas en las que, de haber optado por el voto presencial, los electores habrían ejercido su derecho democrático. 

 

«Es la segunda vez que alguien votará por mí»

Que las trabas para ejercer el derecho al voto desde el extranjero desaniman a miles de electores a participar en los comicios es un hecho evidente. Una pérdida de tiempo y dinero para enfrentarse a un proceso demasiado tedioso que,  en muchas ocasiones, exige a los palentinos que están fuera del país perder días de trabajo sin la garantía debida de que su voto llegará a la urna. 
De todas y cada una de ellas ha dado cuenta Alejandra Ortega, una joven aguilarense que trabaja en Manchester desde hace ya varios años, y que publicó un mensaje en Facebook explicando que no le era posible votar por correo, pese a que siempre le había interesado la política. Por eso, preguntó que si alguien estaba indeciso y finalmente decidía no votar, podía cederle el voto.
«Es la segunda vez que tengo que recurrir a la iniciativa Rescata mi voto. La otra vez contacté con una chica de Barcelona que también me cedió su papeleta, y ha sido la única forma de votar, a través de otras personas», comenta.
Esta vez la respuesta se la dio Ángela Castañeda, una aguilarense que votará por ella el domingo. «En un principio no tenía nada claro lo que hacer, pero finalmente le dije que estaba dispuesta a cederle mi voto. Nos pusieron en contacto y a través de Whatsapp hablamos y quedamos para llevarlo adelante», explica Castañeda. Esta joven confiesa su desafección por la política. «No creo en ningún político, no me convence ninguno», señala, para aclarar a continuación que su pacto con Alejandrano es económico. «No se trata de ningún tipo de compra ni nada por el estilo, es un acuerdo basado solo en la cesión de mi voto porque he decidido no votar», especifica esta donante del sufragio.