scorecardresearch

Tarde de derbi en Valladolid

David del Olmo
-

El EasyCharger Palencia visita (19 h) el polideportivo Pisuerga en busca de su quinta victoria del curso ante el equipo que ahora entrena Roberto González

Tarde de derbi en Valladolid - Foto: Sara Muniosguren

Los representantes palentino y vallisoletano en la Liga LEB Oro se ven las caras una temporada más esta tarde (polideportivo Pisuerga, 19 horas), en otro derbi que, al margen del comienzo de cada uno de ellos en esta 2021-22 del regreso del público a las gradas, se presenta de nuevo intenso y emocionante.

El UEMC Real Valladolid recibe al EasyCharger Palencia dentro de la quinta jornada del campeonato, casi dos meses después de que ya se vieran las caras en el mismo escenario en la final de la Copa de Castilla y León (que se adjudicaron en un final ajustado -el equipo palentino dispuso del último ataque para ganar- los pucelanos). Mucho han cambiado uno y otro conjunto desde entonces, porque aquello era pretemporada (aunque hubiera un título oficial en liza) y lo de la jornada de hoy ya será competición de verdad, con una importante victoria en disputa.

El conjunto palentino ha ganado sus  cuatro encuentros jugados, dos de ellos en sus desplazamientos a El Prat de Llobregat (ante un CB Prat que todavía no conoce el triunfo) y Almansa (los de Rubén Perelló llevan un balance de 2-2) y en sus dos duelos caseros.Esos dos encuentros exigieron a los de Pedro Rivero, pues tanto el TAUCastelló como el Cáceres Patrimonio de la Humanidad son dos de los equipos que, con un balance de 3-1, persiguen a los dos equipos que comandan la tabla, el todopoderoso Estudiantes y el EasyCharger.

Tarde de derbi en ValladolidTarde de derbi en Valladolid - Foto: Víctor Quintana/Palencia BaloncestoVALLADOLID. El conjunto que hoy ejercerá de anfitrión ha ganado dos de sus cuatro enfrentamientos, ninguno de ellos en los choques jugados ante sus aficionados.

Cedían los de Roberto González en el estreno del campeonato ante el Covirán Granada (por potencial puede ser la alternativa al Estudiantes en la lucha por el ascenso directo), en un duelo que dominaba el Valladolid después de tres periodos (69-56), pero que en el último cuarto se le escapó. Un parcial de 9-26 dio al traste con sus opciones, pese a los 23 puntos de Alec Wintering (que ya acumula una buena experiencia en el baloncesto nacional, tras su paso por Araberri, Huesca y Melilla).

Su siguiente compromiso fue una victoria de mérito, en La Coruña, ante otro equipo de entidad como es el entrenado por Sergio García. Se decidió en el último suspiro. Tafari Raffington le endosaba 21 puntos a su exequipo, para ganar por un punto.

En el segundo duelo vallisoletano en el Pisuerga el Gipuzkoa ganó con mayor holgura, por 10 puntos, tras haber llegado el cuarto acto 21 puntos arriba. El acierto en el triple de los vascos (18/33) fue una losa para los locales.

Y el pasado fin de semana, en su visita a tierras oscenses, el Valladolid lograba el triunfo anotando 89 puntos (y eso que solamente anotó 8 triples). Acercándose al 67% en los tiros de dos, el UEMC Real Valladolid superó a un rival que dejó en el 46% en esa faceta.

RENOVADO. Alec Wintering, el veloz base estadounidense (que fue compañero de los exmorados Aitor Zubizarreta o Bryce Pressley en la Universidad de Portland) es quien marca el ritmo del juego blanquivioleta, quien acapara mayor número de ataques (penetraciones, triples, forzando faltas o repartiendo asistencias para sus compañeros) y quien exigirá mayor concentración y ayudas a la defensa palentina.

El carácter y la garra de Sergio de la Fuente, siempre  competitivo contra el equipo palentino, es siempre otra baza de los locales, que contarán con el ánimo de sus aficionados (también se desplazarán los palentinos, para apoyar al EasyCharger) para conseguir por fin su primera victoria en casa.

Los morados, cada día más acoplados en ataque (donde van apareciendo las individualidades en función de los distintos momentos de  partido) y funcionando como un bloque en el rebote y la defensa, tratarán de seguir invictos una semana más.