scorecardresearch

Devoción mariana de norte a sur

Rubén Abad
-

Carrión de los Condes, Paredes de Nava, Baltanás, Ampudia, Frómista y Torremormojón son algunos de los pueblos que ayer festejaron la Natividad de María. Las celebraciones se limitan a misas con aforo limitado y sin procesiones

Devoción mariana de norte a sur

La provincia se viste de fiesta cada 8 de septiembre -y ayer no fue la excepción- para celebrar la Natividad de la Virgen María en sus múltiples advocaciones. Una efeméride un tanto deslucida por las limitaciones de aforo y las restricciones que continúan en activo, pero con la misma emoción de cada año. Más aún si cabe en esta ocasión, pues en algunas localidades los actos se cancelaron o redujeron en 2020 por la pandemia. 


Así, las tradicionales celebraciones multitudinarias que acostumbra la provincia en esta fecha quedaron reducidas a una misa con distancia de seguridad y mascarilla, muchas de ellas en el exterior, lo que permitió ampliar algo los aforos y dar mayor tranquilidad a los feligreses que siguen teniendo respeto a los espacios cerrados. También sonó la dulzaina y se pudo ver a los danzantes, pieza esencial de esta fecha tan esperada y señalada por los palentinos. Las procesiones, por su parte, tendrán que esperar, al menos, hasta la próxima edición. 


En Carrión de los Condes los actos en torno a la Virgen de Belén, que ayer lució el bastón de mando, se limitaron a una misa y al tradicional Voto de Villa. «Esperamos que pronto podamos reunirnos como antes para poder celebrar esta festividad tan querida por todos», señalaban desde el Ayuntamiento en sus redes sociales.


En la localidad de Paredes de Nava celebraron una misa de campaña en el exterior de la ermita en honor a su patrona la Virgen de Carejas y en Torremormojón hicieron lo propio, aunque bajo techo, con Nuestra Señora del Campanil.


En Ampudia la misa en honor a la Estrella de Campos tuvo como escenario el atrio de San Miguel y estuvo presidida por el obispo emérito Javier del Río (fue prelado en Bolivia), acompañado por el párroco de la localidad terracampina. También danzó el grupo de paloteo, al igual que ocurrió en Frómista en los actos organizados en torno a la Virgen del Otero.


Por otro lado, Baltanás rindió honores a Nuestra Señora de Revilla, con la presencia de las damas de las fiestas. Como novedad, el municipio cerrateño instaló una pantalla gigante para que los feligreses a los que les fue imposible acceder al templo pudieran seguir la eucaristía desde el exterior.


Finalmente, en Magaz de Pisuerga festejaron a la Virgen de Villaverde con una misa en la iglesia de San Mamés. Hasta allí se acercó el delegado territorial de la Junta, José Antonio Rubio.