Tráfico aparca el contrato de la ORA para licitar uno nuevo

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento decide no prorrogar el acuerdo vigente con Dornier que caduca el próximo 31 de marzo

Tráfico aparca el contrato de la ORA para licitar uno nuevo - Foto: Sara Muniosguren

El Ayuntamiento tiene decidido que no prorrogará el contrato de gestión de los servicios públicos de estacionamiento limitado de vehículos con Empark-Dornier, y que sacará a licitación uno nuevo antes de que finalice el año y con el objetivo de que entre en vigor el 31 de marzo de 2020.
La decisión de no ampliar la relación contractual con Dornier -que incluía la posibilidad de conceder cuatro prórrogas anuales- responde a varios motivos. Uno de ellos es que existe cierta insatisfacción en cómo la firma ha ejecutado el contrato actual, según reconocen desde el Ayuntamiento.
Conviene recordar que Dornier ha sido multada en dos ocasiones por parte del Consistorio. La primera vez fue en 2017, cuando el Ayuntamiento constató que la firma no había implementado la aplicación para la reserva de plaza a través instalación de sensores de ocupación. Una revolución digital que iba a permitir a los palentinos, o al menos así se anunció, conocer dónde había una plaza libre de la zona azul. 
Ese servicio -o uno similar- fue el que se puso en marcha este mismo mes, a través de su aplicación Telpark, un servicio de información de plazas libres, a través del que se ofrece un cálculo de los estacionamiento disponibles en 14 zonas de la capital.
Y la segunda fue este mismo año, con otros 3.000 euros por el cobro de una comisión a los usuarios que sacaron un ticket de la ORA a través de su aplicación Telpark entre marzo de 2015 y mayo de 2018. Cabe recordar que cobró durante más de tres años un recargo del 10% sobre el importe del ticket, con un mínimo de cinco céntimos de euros, lo que en algunos casos suponía hasta el 25% del recibo. El Ayuntamiento consideró que cometió una infracción muy grave, y la sancionó.
Otro de los motivo para no renovar el contrato es que desde Tráfico y Contratación se quiere acabar con una de las principales novedades que introdujo el contrato vigente, por el que la empresa asumió también la gestión de la retirada de vehículos en la vía pública, es decir, el servicio de grúa.
El equipo de Gobierno de Mario Simón quiere sacar a concurso la gestión de la zonas azul y naranja junto a la explotación del aparcamiento de la Estación de Pequeña Velocidad, y, por otra parte, la grúa, con el objetivo de que empresas palentinas puedan optar a esta gestión. 
Y, de paso, aprovechar para incorporar algunas mejoras, como la renovación de las máquinas expendedoras, aunque el Consistorio sabe que cada vez son más los tickets que se sacan desde el teléfono móvil.  
no se ampliará. Lo que no contempla el equipo de Gobierno es la ampliación de las calles de la ciudad en las que es necesario pagar para aparcar. En la actualidad, estas rondan las 2.000 plazas si se tienen en cuentan las de los aparcamientos disuasorios. Cabe recordar que el anterior equipo de Gobierno del PP planteó convertir la zona comprendida entre el Puente de Hierro y el hospital en una gran zona de aparcamiento disuasorio, aunque finalmente aparcó el proyecto.

200 plazas más y una zona para autocares en la Estación de Pequeña
Los servicios de Contratación y la Agencia de Desarrollo Local están trabajando ya en el pliego del contrato de las obras de ampliación del aparcamiento de la Estación de Pequeña Velocidad, que en la actualidad consta de 270 plazas, con el objetivo de sacarlo a licitación antes de que termine el año.
Esos son los planes del equipo de Gobierno de Mario Simón, que recientemente recordaba que «el proyecto está hecho y presupuestado. En la planta noble del número 1 de la plaza Mayor confían en que las obras estén adjudicadas antes de que finalice el presente año, de forma que las obras arranquen a principios de 2020. 
Este es uno de los proyectos en los que más ha insistido Ciudadanos desde el pasado mandato. En marzo, el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con Adif para gestionar este espacio durante los próximos 15 años, mientras que se fijó el coste de las obras en 350.000 euros.
La intención del Ayuntamiento va más allá de ampliar todas las plazas que quepan en el solar existente entre las vías y la nave abandonada, unas 200, puesto que también se quiere sumar al aparcamiento la zona que llega hasta la plaza del Pintor Caneja, la ubicada al otro lado de la tapia de la calle Juan Ramón Jiménez.
Un espacio que, en total, suma unos 9.500 metros cuadrados -en la actualidad hay unos 5.700-, una superficie más que suficiente para atender la falta de aparcamiento en el centro de la ciudad, y es que este parking es uno de los más demandados.
La idea es habilitar en su interior una zona para la llegada y salida de autocares o, al menos, de aparcamiento para estos vehículos, lo que obligará a intervenir en los accesos a las instalaciones para garantizar su maniobrabilidad.