Palencia pierde 1.355 habitantes y se queda con 162.035

ICAL
-
Palencia pierde 1.355 habitantes y se queda con 162.035 - Foto: Ana M. DÁ­ez

Es la cuarta provincia de la región con el mayor porcentaje de pérdida poblacional . La capital cae hasta los 78.629 habitantes, 263 menos que hace un año

Castilla y León cuenta con un total de 2.409.164 personas inscritas en el padrón a 1 de enero de 2018 frente a los 2.425.801 registrados en la misma fecha de 2017, lo que supone un descenso del 0,69 por ciento y la pérdida de 16.637 habitantes en el último año, según los datos del avance del Padrón municipial, publicados hoy en el Boletin Oficial del Estado (BOE), y que posteriormente difundirá el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El total de personas inscritas en el Padrón Continuo en España a 1 de enero de 2018 es de 46.722.980 habitantes, según estos datos, una cifra que supone un aumento de 150.848 personas (0,32 por ciento más) respecto a los datos a 1 de enero de 2017.

Castilla y León encabeza un año más la pérdida de las comunidades autónomas desde un punto de vista porcentual, seguida de Asturias y Extremadura, que cayeron en un 0,65 por ciento (6.716 y 7.057 habitantes menos respectivamente); Galicia un 0,24 por ciento (6.596 habitantes menos); y Castilla- La Mancha, en un 0,23 por ciento (4.672 personas). Apenas hubo variación en los casos de Aragón (22 personas menos) o Cantabria (66 habitantes).

Por el contrario, donde más se incrementó la población una vez más fue en Baleares, en un 1,16 por ciento (12.909 personas más) y la Comunidad de Madrid, con un crecimiento del 1,09 por ciento (70.895 personas); o Canarias, con un aumento del 0,93 (19.564 personas).

Provincias

Por provincias, la población del padrón municipal descendió en todas las de Castilla y León. Zamora, con una caída del 1,61 por ciento y 2.855 habitantes menos, y Ávila, con un descenso del 1,37 por ciento y 2.202 habitantes menos, son las que experimentaron mayores caídas. También registraron disminuciones en León, con un 0,98 por ciento (4.570 personas); Palencia un 0,83 por ciento (1.355 personas); Salamanca un 0,64 por ciento (2.130 personas); Segovia un 0,55 por ciento (842 habitantes); Soria un 0,34 por ciento (303 personas menos); Burgos un 0,31 por ciento (1.101 personas); y Valladolid un 0,25 por ciento (1.279 habitantes).

De esta manera, a 1 de enero de 2018 la población de la provincia de Ávila se situó en 158.498 personas; la de Burgos en 357.070; la de León descendió hasta los 463.746; la población de la provincia de Palencia cayó hasta los 162.035 habitantes; la de Salamanca descendió hasta los 331.473 habitantes; la población de Segovia se redujo hasta los 153.342; la de Soria hasta los 88.600; 519.851 en Valladolid; y 174.549 en Zamora.

Capitales

En lo que a capitales de provincia se refiere, la tendencia también fue de descenso de manera generalizada, con las únicas excepciones de Soria, donde la población creció en 231 personas, lo que supuso una mejora porcentual del 0,59 por ciento, y de Burgos, donde subió en un 0,17 por ciento, es decir, 298 personas más.

Por el contrario, el resto de capitales de provincia experimentaron un descenso en el número de habitantes, encabezado por Zamora, con una caída del 0,9 por ciento, que se tradujo en la pérdida de 562 personas; seguida de Ávila, con un 0,85 por ciento (492 habitantes menos). Le siguen León, con un descenso del 0,43 por ciento (545 personas); Palencia, con un 0,33 por ciento (263 habitantes); Salamanca, un 0,32 por ciento (458 personas); Valladolid, con un 0,28 por ciento (849 personas); y el descenso más bajo se registró en Segovia, con un 0,14 por ciento (73 personas menos).