Por el buen hacer local

Laura Burón
-

La Diputación reconoce la profesionalidad del periodismo palentino con la entrega de la XXIII edición de los premios Mariano del Mazo

Por el buen hacer local - Foto: Á“scar Navarro

Historias de supervivencia y de superación, un homenaje merecido y  una imagen con mucha fuerza han sido la base de los trabajos premiados en la XXIII edición de los premios Mariano del Mazo, con los que la Diputación reconoce el buen hacer profesional de los galardonados en cada edición. 
Tres periodistas, una técnico y una fotógrafa que habitualmente están tras la cámara, el papel y el boli o el micrófono, se situaron ayer en primera plana para recibir estos galardones en una gala celebrada en el salón de actos de la Diputación. Entre ellos, Sara Muniosguren, periodista gráfica de Diario Palentino que, con una imagen titulada El poder purificador del fuego, publicada el 28 de junio de 2018 para ilustrar un reportaje sobre la noche de San Juan, ha ganado el premio en su categoría. «Estoy contenta de que valoren mi trabajo», aseguró ayer, para destacar que «el hecho de que sea una fotografía nocturna le da mucha fuerza a la imagen y la hace interesante», explicó. Al recibir el galardón no se olvidó de sus compañeros de Diario Palentino ni de los gráficos:«No se nos ve mucho la cara, pero siempre estamos ahí», apuntó.
En la categoría de Televisión, los galardonados fueron el periodista Mario González y la técnico Almudena Trigueros, que juntos elaboraron un reportaje sobre el jugador de baloncesto Urko Otegui y su trayectoria profesional, titulado La Noche 513. Se trata de un trabajo de «periodismo deportivo pero constructivo que busca la emotividad más que otro sentimiento», afirmó Mario González y quien se mostró agradecido por la existencia de este premio «porque hoy en día es fácil saber lo que pasa en Hong Kong, Barcelona o Nueva York y a veces no se sabe qué ocurre a la vuelta de la esquina». Por su parte, Almudena Trigueros señaló que «este es un reportaje que te apetece hacer incluso antes de comenzar a grabar» y consideró que «va a quedar para el recuerdo».
Prensa ESCRITA Y RADIO. En esta edición también resultaron premiados Marco Antonio Alonso, por su reportaje Una dura historia esculpida en piedra, sobre la vida de un maestro cantero de origen sirio asentado en Palencia y publicado en El Norte de Castilla. El periodista aseguró que el periodismo local intenta «hablar de las cosas que pasan muy cerquita, pero también las que tienen lugar lejos pero repercuten aquí».
En la categoría de radio fue el reportaje titulado De campeones y de ángeles, elaborado por Ana Mellado y emitido en Cadena SER Palencia, el merecedor del reconocimiento sobre un niño que padece una enfermedad rara. «Este reportaje nos hace fijarnos más en la discapacidad y en la necesidad de ser conscientes de que hay personas que requieren una atención especial», explicó sobre su trabajo.
Por su parte, la presidente de la Diputación, Ángeles Armisén, aseguró que con estos premios se reconoce «la profesionalidad, el periodismo y el buen trabajo» de los galardonados y sobre el papel de los medios de comunicación destacó que tienen una «responsabilidad social» en el futuro, con la buena información y con la formación.  Sobre los trabajos que este año han resultados ganadores destacó que son especiales y se salen del día a día, para «acercarnos al fondo, haciéndonos reflexionar y generar opinión».


Las más vistas