La Sentencia estrena recorrido

E.M.
-

El año pasado la lluvia impidió que la única imagen cargada a costal recorriera el casco antiguo, por lo que hermanos y devotos mostraron su satisfacción por los momentos vividos

La Sentencia estrena recorrido - Foto: Á“scar Navarro

«Los principales sacerdotes y ancianos del pueblo entraron en consejo contra Jesús, para entregarle a muerte. Lo llevaron atado y lo entregaron a Poncio Pilato, el gobernador, quien le preguntó: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús le dijo: Tú lo dices». Este pasaje evangélico, en el que Jesús es injustamente condenado por Poncio Pilato a morir crucificado, abriendo así el camino hacia la Cruz, fue el que ayer se conmemoró durante la primera procesión de la capital.
Nuestro Padre Jesús de la Sentencia (Ventura Gómez Rodríguez, 2011) salió del Convento de las Madres Agustinas Recoletas para, delante de la capilla, leer el texto de la Sentencia -extraído del libro El drama de Jesús, de José Julio Martínez- y emprender el camino hacia el dolor por las calles de la capital. Con las trabajaderas sobre el costal a la altura de la cerviz, 35 hermanos de La Sentencia portaron sobre sus cuerpos el paso con la talla titular en madera de cedro y en  tamaño natural, al que acompaña la figura de un romano.
Emoción y sentimientos se mezclaron con las ganas de procesionar, por primera vez, por el recorrido elegido, pues aunque el año pasado estaba previsto el mismo trazado, la lluvia impidió su desarrollo y la hermandad tuvo que realizar un acto en el interior de la Catedral palentina.
Tras cruzar la Plaza de la Inmaculada, la procesión emprendió camino por la calle Santo San Pedro, donde se realizó una oración por los difuntos, para continuar por Árbol del Paraíso, plaza del Cordón, San Marcos, Gil de Fuentes, plaza Isabel la Católica, General Amor, Doctrinos, Pedro Fernández del Pulgar, Marqués de Albaida, Mayor y Barrio y Mier, para terminar de nuevo en las Agustinas Recoletas.
«Nos apetecía que fueran calles estrechas e íntimas, en las que se apreciara una luz especial, porque a la gente le gusta ver el movimiento del paso cuando hace una revirá (giro de noventa grados para cambiar de dirección)», destacó el hermano mayor de la hermandad, Severiano Aguado.
Durante el recorrido, que contó con la presencia de la Banda de Cornetas y Tambores Santísima Trinidad, se pudieron ver los cuatro candelabros nuevos que lució el paso, con siete velas cada uno. Además, los acólitos que portaban ciriales delante de la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia estrenaron también vestimenta para inaugurar el ciclo procesional de la Semana Santa capitalina.