David es Goliat

Alberto Moreno
-

Un gol del joven delantero le da el triunfo a un Becerril que jugó en inferioridad más d euna hora

David es Goliat - Foto: Á“scar Navarro

cd becerril. Sevi, Diego, Kike, Sierra, Varo, Diestro, Riki, Carlos, David, Melero (5’ Guti), (85’ Jorge), Kuko, (78’ Eloy).
santa marta. Toni, Montes, Lucas, (77’ Chopi), Lolo, Morante, Raúl, Mito, Yago (77’ Ita), Lerma, Jorge, Aarón, (58’ Martiña).
gol. 1-0, minuto 90: David.
árbitro. Carlos Frey Domínguez. Asistido por Herrero Porto yMadrigal Pérez. El berciano volvió alMariano Haro tras su desastrosa actuación en el Becerril-Uxama de hace dos temporadas, en la famosa jugada de la rotura de pómulo a Kuko, al que señaló falta tras haber acabado la jugada en gol. De nuevo, una acción polémica, por roja a los 24 minutos a Sierra, en una acción en la que defensa y delantero parecían luchar por el balón. Amarilla al delegado local, Esteban Gutiérrez, y a los jugadores visitantes Mito y Aarón.
incidencias. MarianoHaro. 

El Becerril parece manejarse bien ante la adversidad. Como en el circo, más difícil todavía. Mientras más contratiempos, más se crece. Para poder rebelarse ante este cúmulo de acciones negativas hay que estar muy fuerte de cabeza y de piernas.
A los cinco minutos perdía por lesión (posible rotura de fibras) a su jugador más talentoso, Melero. A los 24, se quedaba con un jugador menos por la roja directa a Rubén Sierra (uno de los jugadores que está sosteniendo al equipo en esta temporada) en una acción cuestionada y cuestionable. Más de una hora en inferioridad numérica, apretando los dientes, dejándose hasta el último gramo de fuerza, para acabar ganando gracias a una jugada de estrategia y el gol de David, que fue Goliat.
Volvía a la defensa de cuatro el Becerril, conSevi (magnífico en los momentos más delicados) defendiendo el portal. Diego yKike, en los laterales; Sierra yVaro, en el eje de la zaga; Diestro como cabecero de la medular, escoltado por los volantes Melero y Carlos; Riki y Kuko, en los costados y David, en la referencia. Pero la lesión de Melero hizo trastocar todos los planes. La entrada de Guti, en la banda diestra, provocó tres cambios de posiciones. Riki bajaba al lateral derecho, Diego pasaba al carril opuesto y Kike a la medular. El partido estaba siendo muy táctico, sin aproximación alguna con fuego real al marco rival. Todo lo más, un disparo del charro Yago al pecho de Sevi o un eslalon solo ante el peligro de David, que mandó el balón fuera ya sin oxígeno. El Becerril, con un jugador menos, se refugió en un 4-4-1, jugando muy juntos, cerrando espacios y buscando la contra.

 

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino