Casi la mitad de casas rurales tienen escasa conectividad

SPC
-

El Informe del Observatorio del Turismo Rural, que elabora Escapada Rural, señala que el 56 por ciento de los viajeros que acude a los alojamientos de la Comunidad es de Madrid

Uno de los expositores de Intur. - Foto: Ical

La escasa conectividad en el medio rural es un problema que afecta a todo el país, pero que perjudica especialmente a determinadas comunidades autónomas como es el caso de Castilla y León. En concreto, la problemática del acceso a internet desde los núcleos rurales perjudica, especialmente, a la Comuniad ya que el 46 por ciento de los establecimientos reconoce que dispone de una “deficiente” conexión a internet, seguido de cerca por Cantabria (45 por ciento).

Según el último informe elaborado por el Observatorio del Turismo Rural, una iniciativa liderada por el portal líder del sector rural EscapadaRural.com en colaboración con la escuela CETT-UB y la empresa Netquest y que ha sido presentado hoy en Intur, el porcentaje de alojamientos de Castilla y León que afirma dar un servicio deficiente a sus clientes por problemas de acceso a Internet es muy superior a la media nacional al representar un 46 por ciento frente al 34 por ciento del conjunto del país.

Por otro lado, el 40 por ciento de los 600 propietarios de casas de Castilla y León consultados asegura tener buena conexión y poderla ofrecer a sus clientes, mientras que un 14 por ciento reconoce disponer de ésta, pero no la ofrece a los viajeros para que desconecten.

La responsable de prensa de EscapadaRural.com, Empar Baños, apuntó que estos datos revelan que la Comunidad están aún “muy lejos” de los objetivos de conectividad de banda ancha en todos los pueblos de Castilla y León marcados por la Juntal, y que tienen como fecha límite el 2023.

La deficiente conectividad no es la única barrera a la que se tienen que enfrentar los establecimientos rurales de Castilla y León, ya que la escasa profesionalidad de los propietarios rurales es, como ocurre con el resto del país, otra de las cuestiones que más preocupa al sector. El 40 por ciento de los propietarios castellanos y leoneses consultados asegura tener un nivel de profesionalidad bajo. Esta afirmación se ve reflejada en las horas que dedican a la gestión de su negocio. El 59 por ciento de los propietarios rurales reconoce que dedican menos de tres horas diarias a la gestión de sus alojamientos.

“La poca accesibilidad a Internet y redes de comunicación en casi prácticamente todas las zonas rurales españolas, y en Castilla y León en particular, es uno de los factores que más incide en el problema de fijación de población en estas áreas”, explicó la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de EscapadaRural.com, Ana Alonso.

Retrato robot del viajero rural

En cuanto al perfil de los viajeros rurales que elige Castilla y León para sus escapadas hablamos de una tipología de cliente familiar, que principalmente reside en la Comunidad de Madrid y que se desplaza a este destino atraído por la posibilidad de visitar un entorno cultural. Los datos han sido extraídos de una encuesta realizada a más de 21.390 turistas rurales en toda España y, concretamente, a 3.292 viajeros que eligen Castilla y León como destino.

Mientras que la media de viajeros a nivel nacional lo que más valora cuando viaja a un destino rural es la abundancia de opciones de ocio al aire libre (46 por ciento), los que eligen Castilla y León se sienten más atraídos por la posibilidad de conocer su patrimonio cultural (55 por ciento). Este porcentaje es notablemente superior a la media nacional, donde el 45 por ciento ha destacado este atractivo a la hora de disfrutar de su escapada rural. De hecho, un 27 por ciento de los visitantes rurales de Castilla y León destacan este atributo, lo que posiciona a esta comunidad como la más valorada de España en cuanto a patrimonio cultural.

Esta característica viene reforzada por la respuesta obtenida al preguntar por el tipo de escapada rural que suelen practicar. Así, el 43 por ciento de los turistas que viajan a Castilla y León aseguran que su estancia es de carácter cultural, frente al 34 por ciento de viajeros a nivel nacional que prefiere este tipo de escapadas. En el ranking de esta región, estas estancias se sitúan por detrás de aquellas donde prevalece el componente desconexión y relax, pero superan a las que están más orientadas a las experiencias gastronómicas.

Además de Madrid, el viajero rural que visita Castilla y León procede de la propia Comunidad (13 por ciento), seguido de Castilla-La Mancha (8 por ciento) y País Vasco (4 por ciento). En la mayoría de casos viaja en pequeños grupos familiares -padres e hijos- (32 por ciento) o con su pareja (29 por ciento).

Un 48 por ciento se considera ecoturista, es decir escoge un destino teniendo en cuenta las opciones que le ofrezca para disfrutar de la naturaleza de una manera responsable. Y en cuanto al consumo, un 58 por ciento de los viajeros que visitan la Comunidad dedican una media de entre 20 y 29 euros por persona y noche al alojamiento y a las experiencias gastronómicas (51 por ciento), mientras que más de la mitad afirman gastarse menos de 20 euros en actividades.



Las más vistas