Carlos Díez, Premio Especial Fin de Carrera en Enfermería

DP
-

Natural de Boadilla del Camino, se quiere especializar en Enfermería Comunitaria. Tener el mejor expediente de la sexta promoción le hace merecedor de 1.200 euros que concede la Diputación

Carlos Díez, Premio Especial Fin de Carrera en Enfermería - Foto: Sara Muniosguren

Un 8,56 de nota media del grado de Enfermería ha hecho a  Carlos Díez Herrera merecedor del Premio Especial Extraordinario Fin de Carrera que concede la Diputación, instución de la que depende la Escuela Dacio Crespo, adscrita a la Universidad de Valladolid. Su expediente, entre los seis seleccionados, es el mejor de la sexta promoción. Su nombre viene a sumarse al de Jorge Rodríguez Caballero, que fue quien lo obtuvo de la quinta.
Carlos Díez, de Boadilla del Camino, prepara en la actualidad el examen EIR ( Enfermero Interno Residente) para acceder a la especialidad de Enfermería Comunitaria. Y es que quiere ejercer en el  ámbito rural, «en el que vivo y del que estoy completamente enamorado», aseguró. «En un principio quería estudiar Medicina, pero no alcancé la nota que se requería y opté por Enfermería», señala.Una decisión de la que «para nada me arrepiento; es más, estoy super contento y de haber hecho este grado», añadió.
Señalar que su trabajo fin de carrera trató sobre el síndrome de Baller -electrocardiografía- y las prácticas las realizó en el hospital Río Carrion, San Telmo, San Juan de Dios y en residencias de ancianos. «He  tocado todos los palos», comenta el premiado.   
 Alicia Rodríguez, directora en funciones de la Escuela Universitaria de Enfermería Dacio Crespo, explicó que el Premio Especial Extraordinario Fin de Carrera tiene una dotación económica de 1.200 euros para el mejor expediente de la promoción. El de Carlos Díez Herrera fue el mejor de los seis selecionados de la promoción de grado 2015-19. 
Otro alumno que consigue este reconocimiento que concede la institución provincial. Y es que, según puso de manifiesto Alicia Rodríguez, cada vez son más los chicos en la Dacio Crespo, escuela en que en la actualidad se estima que representan el 20% (frente al 12% de hace unos años). «Estamos contentos de que aumente el número de alumnos, de que también haya enfermeros que se empeñen en cuidar al paciente, que es lo principal, al que debe prestársele una atención integral -física, psicológica y espiritual-. Nosotros en la escuela intentamos ofrecer una formación global para que abarquen todas las necesidades del paciente. Y les damos caña», afirma la directora en funciones de la escuela. 
El diputado de Servicios Sociales, Alfonso Polanco, junto con Alicia Rodríguez, felicitó ayer a Carlos Díez por tener el mejor expediente académico de la sexta promoción