scorecardresearch

«Debemos mejorar el físico y potenciar el ritmo de juego»

Hugo Cancho
-

El entrenador Fernando Hernández renovaba por tercer año consecutivo como técnico del Pizzería La Nonna Balopal. Su equipo arrancaba la pretemporada el pasado 10 de agosto y comenzará a competir el último fin de semana de septiembre

«Debemos mejorar el físico y potenciar el ritmo de juego» - Foto: Juan Mellado

Fernando Hernández, campeón del mundo con la selección española y entrenador del Pizzería La Nonna Balopal los dos últimos cursos, renovaba por tercer año consecutivo como técnico del conjunto palentino. Después de confeccionar la plantilla de cara a la temporada 2021-2022 el vallisoletano prepara los últimos retoques antes de arrancar la competición.

Con la plantilla al completo y tras el comienzo de los entrenamientos ¿cómo se afronta este reto en la Primera Nacional?

Va a ser una temporada difícil, va a haber bastantes cambios, con seis caras nuevas en la plantilla. Durante la pretemporada tenemos que trabajar mucho e ir muy rápido para ajustar el juego y que todos los integrantes se adapten. Lo afrontamos con mucha ilusión y con ganas. La gente que viene tiene bastante calidad, nos van a hacer disfrutar bastante.

¿Cómo ha enfocado la preparación en pretemporada?

Empezamos centrándonos en el trabajo físico para que desde el primer día pudiéramos entrenar con balón y trabajar bien. Quiero centrarme en reforzar este aspecto, uno de los puntos a mejorar con respecto al año pasado y en el que debemos hacer hincapié. De esta manera nos preparamos para el primer partido contra los asturianos de Villa de Luanco el último fin de semana de septiembre.

En cuanto a los nuevos fichajes ¿cómo se presupone que va a ser la compenetración con los renovados?

En principio no debería haber ningún problema. Todos son jugadores que han militado con sistemas parecidos al nuestro, que proceden de equipos de Valladolid y casi todos han jugado juntos. Ahora es momento de que se pongan en forma, no tendría que haber mucho problema en que se adapten lo antes posible.

Muchos de los equipos contra los que se enfrentan ya son conocidos...

Sí, la liga va a ser dura, como todas. Han ascendido dos equipos importantes pero los que continúan también se han reforzado. Va a ser una competición dura y muy disputada. Esperemos tener público y poder empezar a competir acompañados de nuestra afición porque eso sería para nosotros muy importante. El público en el Mariano Haro es imprescindible para sentir el apoyo. Tenemos un inicio de temporada duro y debemos entrenar desde el primer momento para que las primeras jornadas podamos puntuar lo máximo posible para tener un inicio de temporada tranquilo.

De esos equipos que cerraban la campaña entre los primeros en la clasificación ¿cuáles son los que más respeto causan?

Los equipos asturianos siempre destacan. Se refuerzan muy bien y tienen dinero para hacerlo. Cuentan  con plantillas muy buenas, pero como consecuencia de la pandemia existen clubs que han tenido más complicaciones. Cuando empiece la competición podremos analizar quién nos puede causar más problemas en la pista.

¿Qué aspectos se podrían mejorar con respecto a la anterior campaña?

Debemos mejorar el trabajo físico, nos falta un poco de cuerpo en el equipo. Cuando nos enfrentamos a otros conjuntos se nota esa preparación física, ese trabajo de gimnasio. Nos cuesta llegar a ese volumen, pero esta temporada esperamos poder mejorarlo. Sobre los puntos fuertes, tenemos un gran ritmo de juego, mucha fluidez y sistemas de ataque. Tenemos que mantenerlo y potenciarlo para acabar entre los primeros en la clasificación.

¿Qué aportarán los seis nuevos fichajes al equipo?

Las caras nuevas son clave en esta temporada. Con ellos hemos intentado cubrir los puestos de los jugadores que se han ido, reemplazar los perfiles parecidos y sobre todo que encajaran con la política del club. Va a haber mucha presencia de gente joven, de la cantera y los que vienen van a adaptarse fácilmente a nuestro sistema. Eso es lo más importante, que conozcan la forma de entrenar, de jugar y que la adaptación sea lo más rápida posible.

Los cuatro jugadores que proceden del filial aportarán aire fresco a la plantilla...

Sí, están trabajando bien desde la base y el club apuesta por ellos, por eso vamos a darles continuidad. Todo ese trabajo se va a reflejar en las ganas que van a poner en los entrenamientos y van a aportar frescura que les vendrá bien a ellos para seguir creciendo y complementarán al equipo.

Como entrenador, cuenta con experiencia al frente del primer equipo...

Es mi tercer año consecutivo, al principio tuve que acomodarme e ir cogiendo experiencia. La temporada pasada estuve muy cómodo, aunque con la pandemia resultó bastante extraña porque no podía estar en todos los partidos ni apoyando a los jugadores como me hubiera gustado.

¿Qué objetivos persigue este año?

El mismo que los anteriores. En 2019 queríamos mantener la categoría, el año pasado nos centramos en mejorar la clasificación de la temporada anterior y esta campaña tenemos un objetivo similar. Mejorar el puesto y, si puede ser, asomar la cabeza por los de arriba.

Si las restricciones lo permiten, ¿esperan apoyo de la afición en el Mariano Haro?

Esperemos que el público pueda acudir porque la campaña pasada se perdió muchos encuentros. Fue una pena que la afición no pudiera estar apoyando al equipo, pero este año seguiremos en esa línea, luchando para que la gente que venga disfrute con el Balopal.