Rey compromete en cuatro meses un informe sobre el mapa de titulaciones

SPC / Valladolid
-
El consejero de Educación, Fernando Rey, preside la constitución del grupo de trabajo sobre el mapa de titulaciones de las universidades. - Foto: Leticia Pérez (ical)

El consejero de Educación anuncia que antes del 1 de mayo estará listo un documento con el diagnóstico y las propuestas para evitar las duplicidades del sistema universitario

El consejero de Educación, Fernando Rey, aseguró que antes del próximo 1 de mayo la Junta de Castilla y León dispondrá de un informe que servirá de base para la elaboración del futuro mapa de titulaciones universitarias en la Comunidad, cambios que no provocarán ni recortes de personal, ni la eliminación de ningún campus.
Fernando Rey hizo este anuncio a los miembros del grupo de trabajo sobre el mapa de titulaciones de las universidades, constituido ayer, en el que además de la Junta están representadas las nueve universidades de Castilla y León, el Consejo Económico y Social, la Federación Regional de Municipios y Provincias, Cecale, los sindicatos CCOO, Stecyl-i y CSI-F, la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (Acucyl) y los consejos sociales de las universidades.
Rey argumentó que mientras que en el futuro mapa de titulaciones se debe crear grados y másteres para adecuarse a los cambios tecnológicos y sociales, también es necesario un proceso de «contracción» en las titulaciones que no son demandadas. «Estos cambios los debemos llevar a cabo con mucha inteligencia y con mucho consenso, buscando el acuerdo de las universidades, los entes locales y los agentes sociales». En este sentido, destacó que los empresarios «nos deben ayudar a definir una oferta de títulos que se adelante al futuro y a las necesidades».
El consejero resaltó que el objetivo es que todos los campus de la Comunidad sean sostenibles en el tiempo y aunque no descartó que sea necesario suprimir algunos estudios, aseveró que la clave es «crear alternativas útiles y especializaciones inteligentes en cada campus. Lo que no es sostenible es que todos los campus ofrezcan todas las titulaciones oficiales», informa Ical.
 
Duplicidades. Además, Fernando Rey aseguró que es necesario revisar las actuales duplicidades que existen en el sistema universitario de la Comunidad y apeló a todos los representantes de este grupo de trabajo a tener siempre presente «una idea de Comunidad, que vaya más allá de los intereses egoístas, localistas y partidistas. Todos debemos tener claro que estamos hablando de recursos públicos». No obstante, el consejero reconoció que la universidad no debe moverse por criterios económicos, «ya que dejaría de ser digna de tal nombre» y que el mapa de titulaciones no lo debe imponer el mercado.
Rey insistió en el punto de partida de este grupo de trabajo y el diagnóstico común es que Castilla y León no cuenta con un mapa de titulaciones razonable «ni con criterios para ordenar la realidad. Tenemos que actuar». En este sentido, recordó que en Castilla y León se ofrecen 298 grados universitarios, de los que 60 cuentan con menos de 35 alumnos de nuevo ingreso en los tres últimos años, y algunos con menos de diez alumnos, y se preguntó si esto es razonable.
Por otra parte, el consejero explicó que el informe será elaborado por un comité técnico de la Consejería al mando de la directora general después de reunirse con los responsables de cada universidad, agentes sociales y alcaldes y presidentes de las diputaciones, para recoger propuestas. Después, será presentado al grupo de trabajo constituido ayer y posteriormente remitido al Consejo de Universidades.