prestación necesaria

DP
-

La Diputación ofreció el año pasado servicio de guardería a través del programa Crecemos a 268 niños en 24 unidades de 19 municipios, con una inversión de 264.223 euros entre la institución provincial y la Junta

prestación necesaria - Foto: Picasa

Una de las claves para que las personas que residen en el medio rural decidan  quedarse en sus pueblos es la igualdad de oportunidades y la posibilidad de acceder a los mismos servicios básicos que los vecinos de la ciudad.  Así,  la Diputación se ha implicado en garantizar la prestación del servicio de guardería para niños de 0 a 3 años en la provincia, desde que en 2005 se puso en marcha el programa Crecemos, primero mediante convenio y a partir de 2012 en acuerdo marco con la Junta.
Los requisitos para poder acceder a la red Crecemos se basan, sobre todo, en la edad y el número de niños que lo demandan. A través del programa se atiende a niños  de 0 a 3 años en los municipios cuya demanda sea inferior a 15 plazas y no cuenten con ningún recurso público o privado que preste este tipo de servicio.  El objetivo es facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral en el ámbito rural y cada año la Diputación suscribe los convenios de colaboración con ayuntamientos, en 2019 fueron 264.223,68 euros los que sirvieron para dar continuidad al programa Crecemos, aportados por ambas administraciones. Cabe señalar que se preparan los que se firmarán para esta anualidad, que cuentan con una aportación similar.
Hay que destacar que son 19 ayuntamientos los que cuentan con el programa en 2020:  Ampudia, Astudillo, Torquemada, Villada, Villarramiel, Frómista, Herrera de Pisuerga (dos unidades), Alar del Rey, Monzón de Campos (dos unidades), Baltanás (dos unidades), Barruelo de Santullán, Salinas de Pisuerga, Osorno, Paredes de Nava (dos unidades), Magaz de Pisuerga (dos unidades), Cascón de la Nava, Santervás de la Vega, Cisneros y Báscones de Ojeda; y de ellos cinco cuentan con una segunda unidad: Baltanás, Herrera de Pisuerga, Magaz de Pisuerga, Monzón de Campos y Paredes de Nava, que funcionan en idénticas condiciones que las primeras.
Según informa la Diputación, la memoria  correspondiente al pasado ejercicio pone de manifiesto que Crecemos es un servicio necesario y que crece, pues se atendió a través de este programa a 268 menores , quince más que el año anterior, lo que supone un aumento de un 5,6 por ciento. La media  fue de 11 niños por centro. La Diputación complementa desde 2005 este servicio en los inmuebles donde se desarrollan todos los programas con un sistema de comunicación permanente que mejora la atención de los niños en situaciones que requieran movilizar recursos de emergencia. Se lleva a cabo a través de la Oficina Provincial  de Cruz Roja.
También en colaboración con Cruz Roja, el año pasado se formó en primeros auxilios a los técnicos de los centros infantiles y a los padres de los niños que acuden en Astudillo, Frómista, Villada, Cisneros y Báscones de Ojeda, con una valoración muy positiva por el carácter práctico y necesario por abordar soluciones a los posibles accidentes de los menores. 
La institución provincial, destaca, además, que durante el año pasado 31 técnicos trabajaron en el programa Crecemos. Asimismo, la Diputación mantiene desde el año 2013 la convocatoria dirigida a ayuntamientos titulares de centros infantiles no incluidos en el Crecemos para financiar los gastos corrientes por importe de 90.000 euros.