Casado anuncia el uso de tratamientos individualizados

SPC
-

Las UCI en la Comunidad se encuentran al 80 por ciento por lo que aún no existe riesgo de colapso, según explicó la consejera de Sanidad

Un operario prepara material de protección en el almacén general en Valladolid para ser distribuido a las provincias. - Foto: Ical

spc / valladolid
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció ayer que van a promover tratamientos individualizados y precoces para pacientes con coronavirus con el objetivo de evitar nuevos ingresos en los hospitales y añadió que esperan contar con la autorización de la Agencia de Medicamentos.
En su rueda de prensa diaria y telemática para informar de la evolución del Covid-19 en la Comunidad, Casado se refirió a un «nuevo enfoque» en el tratamiento de esta pandemia después de que la semana pasada convocara a un grupo de expertos clínicos para que comentaran el día a día con los pacientes.
Al respecto, aclaró que en el 80 por ciento de los casos los pacientes evolucionan bien en dos o tres días pero explicó que en otras ocasiones continúan con fiebre alta a los tres o cuatro días, por lo que a éstos se les quiere tratar con cloroquina y antibióticos para que si tienen que ser ingresados sea en un estado «menos evolucionado». 
Por ello, Sacyl ha pedido el producto al Ministerio de Sanidad para su autorización por la Agencia del Medicamento, junto a relajantes para las unidades de cuidados intensivos (UCI),ya que éstas han ampliado sus espacios.
Respecto de la tasa de cobertura de las UCI, la consejera manifestó que aun tienen capacidad porque se encuentran a un 80 por ciento después de que se hayan ampliado sus espacios a los otros lugares que no son propiamente de cuidados intensivos, por lo que en este momento no existe riesgo de colapso.
Casado recalcó que, dada la situación actual, las áreas de salud de la Comunidad ya «no existen» sino que se trabaja en «red» para que «los grandes apoyen a los pequeños» y asegurar así la misma atención a los pacientes residan donde residan. Ante esta situación, indicó que los centros más pequeños como Soria o Segovia son los que tienen una ocupación «más importante» de camas, por lo que se trabaja en «red» para «que los centros más grandes puedan dar cobertura a los más pequeños», según informa Ical.
En concreto, la consejera detalló que los hospitales de estas provincias están «bien dimensionados» para una situación «normal» pero en un momento excepcional como el actual se encuentran «un poco peor» que los complejos hospitaalrios «grandes». Por este motivo ya se están produciendo desplazamientos de pacientes a los hospitales de Valladolid, Salamanca, León y Burgos para evitar que los «pequeños» estén «más tensionados».
No se ocultan datos.

Por otra parte, Casado aclaró que «no se ocultan datos» en relación a los contagios confirmados (los que dan positivo tras hacerse la prueba) y los posibles declarados por los médicos en el sistema informático de Medora, y tampoco en relación a la mortalidad en ambos supuestos.
Se trata de un cómputo a través de fuentes distintas ya que se dan a conocer las personas fallecidas por coronavirus confirmado y las muertas por otras patologías, entre las que puede existir la sospecha de síntomas de Covid-19, aunque no cuenten con el positivo, si bien señaló que se cruzarán los datos y todos serán conocidos.

Compras a buen ritmo

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, reiteró ayer que la «obsesión» de la Junta de Castilla y León es la protección a los pacientes y a los profesionales, por lo que aseguró que no van a dejar de realizar compras de equipos de protección individual en ningún momento, después de la llegada durante estos días de doce aviones con un millón de suministros que dan un «respiro», aunque cuenten con la aportación del Ministerio de Sanidad. «No vamos a dejar de comprar en ningún momento hasta que esta grandísima epidemia pase. Hemos cogido el ritmo», anotó la responsable.
En cuanto al Hospital Universitario de Burgos, único con modelo concesional público privado, manifestó Casado que la empresa «arrima el hombro» para dotar de material al complejo hospitalario, conforme al contrato, pero aseguró que también se envía suministro por parte de la Junta de Castilla y León al ser la falta de material un problema conjunto y global.
Por último, la responsable sanitaria quiso hacer un llamamiento a las empresas textiles de la Comunidad para que ayuden en la confección de pijamas tanto para pacientes como para profesionales, ya que el contagio obliga a un cambio diario de esta prenda que también escasea en los centros hospitalarios, según informa Ical.
material del gobierno. Por otra parte, el Gobierno de España continúa, a través del Ministerio de Sanidad, con la distribución de mascarillas y otro tipo de material a las comunidades autónomas. Desde el pasado 10 de marzo y hasta el pasado domingo, 29 de marzo, se distribuyeron un total 10.106.908 mascarillas entre las autonomías, de las 734.533 han sido para Castilla y León.