«Tenemos muy pocas convocatorias con las AMPA»

ALBERTO ABASCAL
-

Luis Antón, delegado provincial de Participación Ciudadana de la Comisaría: «Yo creo que los padres deberían preocuparse un poco más de las inquietudes de los hijos»

«Tenemos muy pocas convocatorias con las AMPA» - Foto: Á“scar Navarro

Los niños tienen acceso a la tecnología a edades cada vez más tempranas. Por este motivo, son muchos los padres que sienten la necesidad de supervisar el entorno digital en el que se mueven sus hijos. Entre las conclusiones obtenidas a partir del último informe de Ipsos destaca que el 74 por ciento de los padres está preocupado por la seguridad de sus hijos cuando utilizan el teléfono móvil. De hecho, la empresa de tecnología Samsung presentó recientemente este estudio sobre seguridad y privacidad en torno a la telefonía móvil, realizado a nivel nacional con una muestra de más de 500 propietarios de toda España. De este ensayo se desprende que los padres tienen mayores preocupaciones en lo referido al acceso de sus hijos a contenidos no adecuados (59 por ciento) y a que los niños puedan sufrir ciberacoso o ser víctimas de relaciones insanas (48 por ciento).
Sin embargo, el subinspector Luis Antón echa de menos una mayor participación de las asociaciones de padres de los alumnos en las actividades programadas por su departamento. «Por los horarios, las relaciones laborales o cualquier otra incompatibilidad tenemos muy pocas convocatorias con las AMPA. Yo creo sinceramente que los padres deberían preocuparse un poco más de los problemas o inquietudes de los jóvenes», afirma.
El responsable de la delegación de Participación Ciudadana de la Comisaría de Palencia explica que para acometer este trabajo, «te tiene que gustar». «Hay que preparar las actividades, especialmente las charlas, de manera muy concienzuda aunque de manera muy diligente por cuanto tenemos una media de una diaria. Ello implica que debemos estar a la altura de las circunstancias y recabar información de forma minuciosa sobre menores, modas, actualidad, etc».
«Cada vez tenemos más charlas convocadas con colegios, asociaciones vecinales, mayores o colectivos sociales, lo que implica que gustan y tienen interés. Creo que en general tenemos una juventud muy sana y muy preparada en todos los órdenes. Como todo en la vida, poco a poco el individuo se va concienciando sobre los aspectos más nocivos que azotan a la sociedad», pormenoriza el subinspector de la Policía Nacional.
Luis Antón también explica que su trabajo afronta una doble función: a través del contacto social localiza aquellos problemas puntuales que aparecen. «En ocasiones transmitimos informaciones a los distintos grupos de la Comisaría para que actúen si hay necesidad. La información captada ha servido, por ejemplo, para erradicar puntos de venta de droga o menudeo o también para solucionar problemas que afectan a colectivos sociales muy concretos».

 

Respuesta a la coyuntura

La unidad central de Participación Ciudadana, en su ámbito nacional, se constituyó en 1988 como Sección de Necesidades Sociales, dependiente del Instituto de Estudios de Policía de la Subdirección General del Gabinete Técnico.Su creación obedecía a la necesidad de organizar y gestionar el programa que la Dirección General de la Policía había esbozado a través de una norma que regulaba por primera vez la necesidad de planificar y llevar a cabo de forma periódica contactos con los diferentes colectivos ciudadanos, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en lo que a su seguridad se refiere.
En febrero de 1990 se celebraron unas primeras jornadas de reflexión en las que se diseñaron las actividades a realizar y la forma de documentar las mismas, concretando la periodicidad y el carácter (general, sectorial o puntual) de las reuniones a mantener con los diferentes colectivos.
Con independencia de un programa general sobre contactos ciudadanos, la Unidad diseñó a lo largo de los años programas específicos dirigidos a colectivos de riesgo cuya puesta en funcionamiento se llevó a cabo con carácter general o en determinadas plantillas policiales, siendo diseñadas también campañas específicas de prevención para dar respuesta a situaciones coyunturales.
Las áreas funcionales de la unidad central de Participación Ciudadana incluyen el plan director para la convivencia y mejora de la seguridad escolar, el plan integral de prevención y respuesta al consumo y tráfico minorista de drogas en centros educativos y sus entornos, el plan Turismo Seguro, el plan Mayor Seguridad y el control y evaluación de la actividad operativa de las Unidades de Prevención.
Los objetivos generales del programa de Participación Ciudadana pasan por conseguir una relación más fluida e inmediata con los representantes de los colectivos ciudadanos, conocer de forma directa los problemas que afectan a los ciudadanos y los planteamientos de los mismos en el ámbito de la seguridad y posibilitar a la institución policial una respuesta más ágil y eficaz en la aplicación de estrategias, programas y planes de seguridad, enfocados a los asuntos que más preocupan a la ciudadanía.
plan para cada ciudad. Un funcionario designado en cada plantilla (el delegado de Participación Ciudadana) asume, bajo la dirección de su titular, la coordinación y ejecución de las diferentes líneas de actuación contempladas en el programa de Participación Ciudadana. Para posibilitar la ejecución del programa, se llevan a cabo medidas de desarrollo como la elaboración de un plan de participación ciudadana específico para cada ciudad; confección de un censo de los distintos colectivos de ciudadanos nacionales y extranjeros de la misma; el establecimiento de cauces permanentes de mediación social con los diferentes colectivos representativos (reuniones periódicas, contactos individualizados, etc.), con el objetivo de mantener un diálogo permanente que fomente la confianza en la institución policial, creándose en el año 2014 la cuenta de correo electrónico participa@policia.es, gestionada por la Unidad Central de Participación Ciudadana, para la canalización de todas las demandas e inquietudes de los ciudadanos en materia de seguridad.
Además, cada delegado debe planificar en su respectivo ámbito territorial, las actividades concretas que le permitan potenciar y optimizar sus lazos con la colectividad, actividades que abarcarán desde el ámbito de la comunicación (programas periódicos en televisión y radio, artículos publicados en revistas y demás prensa escrita, etc.), hasta jornadas de puertas abiertas, charlas o mesas redondas.