May insiste en negociar con Corbyn para aprobar el Brexit

SPC
-
May insiste en negociar con Corbyn para aprobar el Brexit - Foto: SIMON DAWSON

En un nuevo intento por salvar un Brexit ordenado, la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, afirmó ayer que continuar negociando con la oposición es la única vía que se mantiene abierta para evitar que la salida de la UE quede frustrada y el Reino Unido termine por quedarse dentro del bloque comunitario. 
«Hay diversas áreas en las cuales los dos principales partidos estamos de acuerdo. Ambos queremos terminar con la libre circulación de ciudadanos comunitarios, ambos queremos salir de la UE con un buen acuerdo y ambos queremos proteger los puestos de trabajo», subrayo la premier.
Después de que el ala euroescéptica del Partido Conservador rechazase hasta en tres ocasiones el acuerdo del Brexit en la Cámara de los Comunes, la primera ministra indicó que no tiene «otra opción» que tratar de ganar el respaldo del Partido Laborista, que lidera Corbyn.
«Cuanto más tardemos en lograrlo, mayor será el riesgo de que el Reino Unido nunca llegue a abandonar la UE», indicó.
El Gobierno y los laboristas comenzaron a negociar un plan conjunto el pasado miércoles, si bien este sábado el diálogo quedó aparentemente estancado.
Según The Sunday Times, el Gobierno estaría preparado para ceder a las demandas del Partido Laborista y diseñar una relación comercial con la UE tras el divorcio.

 

Moscovici no cree que vaya a haber "brexit" duro el 12 de abril

Por otro lado, el comisario europeo de Asuntos Económicos, el francés Pierre Moscovici, se mostró convencido de que no habrá "brexit" duro el próximo viernes y que los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea (UE) acordarán dar a Londres un plazo suplementario.
Pero, para ello, "es preciso que Theresa May haga propuestas precisas que lo justifiquen", ha dicho esta mañana a la radio "France Info" Moscovici, que vio como un signo positivo el diálogo abierto con la oposición laborista.
Ese "hecho nuevo" abre "un conjunto de opciones", señaló Moscovici, partidario de que un nuevo retraso "sea útil para preparar una salida ordenada del Reino Unido o un nuevo horizonte".

"Por intuición y por experiencia" afirmó que no cree que haya una salida desordenada porque "es la peor solución para todos y no es deseada ni por la UE ni por el Reino Unido".

El comisario precisó, sin embargo, que en caso de retraso el Reino Unido deberá participar en las elecciones europeas, previstas allí para el 23 de mayo porque, en caso contrario, se cometería una ilegalidad.