La AEP advierte que CyL está a la cola en cribado neonatal

SPC
-

La asociación señala que en la Comunidad se cubren ocho pruebas de detección de enfermedades raras, mientras en otras regiones el número asciende a 40

Inauguración del congreso en Burgos. - Foto: Ical

La Asociación Española de Pediatría advirtió hoy en Burgos de que Castilla y León se encuentra “a la cola” en el cribado neonatal y detección de enfermedades congénitas del recién nacido. De esta forma señalaron que en la Comunidad únicamente se realizan pruebas de detección de enfermedades raras a ocho afecciones, de las cuales “siete son obligatorias en la ciencia”, añadió.

Asimismo, indicaron que en otras comunidades como Madrid y Cataluña tienen en torno a 20; Andalucía, 28; y el máximo es en Galicia, Murcia y Extremadura, donde pueden llegar a detectar 40 enfermedades, porque además de la prueba de sangre hacen una en orina.

El Fórum Evolución de Burgos acoge desde hoy y hasta el sábado, 8 de junio, el 67 Congreso Nacional de Pediatría, organizado por la Asociación Española de Pediatría, y en el que se dan cita cerca de 1.500 profesionales de este ámbito. Durante la presentación del programa a los medios de comunicación, el presidente del 67 Congreso de la AEP y de la Sociedad Pediátrica de Asturias, Cantabria y Castilla y León (SCCALP), José Manuel Marugán, la presidenta del Comité Científico de la AEP, Josefa Rivera, y la presidenta de la AEP, María José Mellado, explicaron cuál es la situación actual de la pediatría en Castilla y León, así como a nivel nacional, como informa Ical.

En relación al cribado neonatal, Mellado señaló que su inclusión “salva vidas”, por lo que recalcó que es una “acción muy eficiente”. Asimismo, subrayó que el objetivo de la Asociación es que “en todas las comunidades de España se pueda detectar el máximo de enfermedades metabólicas” y no que “haya diferencias por comunidades”, añadió. Por su parte, Rivera señaló que se podría establecer un objetivo para todas las comunidades de al menor “estar por encima de 20”, aunque agregó que “lo óptimo sería llegar a una adecuación en el país”.

A preguntas de los periodistas acerca de si esta situación se debe a una cuestión económica, Marugán señaló que es por la “política sanitaria” de la comunidad, que “establece prioridades”.

Se estima que actualmente casi 400.000 niños en España se benefician de estos programas de cribado. Y es que, tal y como recuerda el doctor Alcalde, “1 de cada 2.000 pruebas es positiva”. La introducción de las primeras pruebas de cribado hace 20 años ha cambiado la evolución de estas enfermedades ya que “si antes producían una discapacidad de un 70-80 por ciento, ahora son pacientes que están asintomáticos o tienen una discapacidad del diez por ciento, dependiendo de la afectación. Estas pruebas, además, nos ha permitido ver nuevas enfermedades”, explica.

Castilla y León un ejemplo en el calendario vacunal

Por otro lado, Marugán destacó que a nivel de vacunas Castilla y León está “a la cabeza”, logrando que la comunidad sea un ejemplo en este ámbito. “Castilla y León es una de las comunidades con el calendario vacunal oficial financiado más completo de nuestro país al haber incluido, muy recientemente, la vacuna frente al meningococo B”, explicó el doctor. Un hecho que sitúa a la Comunidad en una posición aventajada, según la AEP.

Además, resaltó la labor de “información que realizan los pediatras de Atención Primaria de la Comunidad para con los padres, ya que el cumplimiento o cobertura del programa gratuito de vacunaciones sistemáticas supera el 95 por ciento de la población infantil, siendo pocos los niños que ‘escapan’ de su cumplimiento”.

Algo meritorio teniendo en cuenta la situación por la que atraviesa la Pediatría a nivel nacional y a la que no es ajena Castilla y León.  En este sentido, señalaron que el 8,4 por ciento de las plazas de pediatría en el primer nivel asistencial no están ocupadas por especialistas en Pediatría en Castilla y León. “En los hospitales por el momento la cobertura es total, aunque algunos hospitales comarcales empiezan a tener problemas de cobertura de la plantilla orgánica”, afirmaron.

Además, la extensión de la comunidad, así como la dispersión de su población, provocan que en algunas ocasiones se traduzca en “malas condiciones de trabajo, al no existir sustitutos para bajas o vacaciones, lo que también impide en gran medida a los pediatras la asistencia a cursos y congresos de actualización científica”, indicaron desde la AEP, de ahí la importancia de que Congresos como éste “se lleven a cabo en capitales de provincia, facilitando el acceso formativo a los profesionales del entorno”, aseguró el doctor.

En relación a esta situación y las medidas que se pueden abordar, la presidente de la AEP señaló que ya se han elaborado documentos técnicos donde analizan la situación y “se abordan soluciones” para “paliar” la falta de pediatras hasta que la situación “se reponga”, afirmó. Esos documentos “ya están en la mesa de los políticos”, aseguró Mellado, entre ellas se encuentran medidas como “sacar más plazas de MIR o que las jubilaciones no sean forzosas”, dijo.

En Burgos la situación es similar al resto de la comunidad. “La provincia cuenta con un hospital de 3º nivel, nuevo, bien dotado a nivel material y con profesionales bien cualificados. Lo que supone una total garantía asistencial y de calidad para los niños de toda la provincia, e incluso de provincias limítrofes para ciertas patologías, como cuidados intensivos o cirugía pediátrica”, asegura el doctor Marugán.

En atención primaria Burgos se encuentra en línea con la situación de carestía de pediatras que se da a nivel nacional y regional.  “Nos encontramos con falta de pediatras en zonas remotas o menos atractivas. Asimismo, en los dos hospitales comarcales, (Miranda de Ebro y Aranda de Duero) ha habido problemas recientes para cubrir todas las plazas de pediatras de la plantilla, y las guardias médicas de la especialidad”, concluye el presidente del Congreso.   

Un encuentro obligado

Por otro lado, en relación al 67 Congreso de la AEP, los ponentes señalaron que se trata de un “encuentro obligado entre los pediatras y la apuesta más clara de la Asociación por la formación continuada de sus profesionales”. En este sentido, Mellado señaló que “el pediatra es el profesional mejor formado para tratar el estado de salud integral del niño y en esta actualización del conocimiento la AEP juega un papel muy importante”. El programa científico tiene una marcada impronta en torno a la importancia de potenciar la creación y colaboración de redes y grupos de trabajo interconectados, tanto a nivel nacional como internacional. Este es el objetivo de la plataforma INVEST AEP, que ha impulsado ya diversos proyectos cooperativos de investigación.

Una de las novedades que presenta este encuentro científico es la puesta en marcha de un programa de actualización de las diferentes especialidades pediátricas. “Pediatras expertos de cada una de las especialidades, en colaboración con pediatras de Atención Primaria y profesionales de otras disciplinas, presentarán y debatirán en torno a las novedades y los retos actuales”, explica la doctora Josefa Rivera,. El Congreso dará cabida a las actualizaciones en Infectología Pediátrica, Neurología Pediátrica, Endocrinología Pediátrica y Errores Innatos del Metabolismo.


Las más vistas