Los Gatos de Madrid cocinan el mejor guiso del concurso

Carlos H. Sanz
-

Los guardenses del Club de Entibadores, segundo premio, y la peña Las Cachavas, de Pámanes, tercero

Los Gatos de Madrid cocinan el mejor guiso del concurso - Foto: Á“scar Navarro

De las 54 ollas ferroviarias que ayer se cocinaron en la calle Mayor dentro de la cuarta edición del Concurso Alimentos de Palencia, el guiso de patatas con costilla que conquistó el paladar del jurado fue uno de los dos elaborados por la peña Los Gatos de Madrid.
Una alegría para un grupo de amigos procedente de la capital de España, que reconocían que se aficionaron a las ollas ferroviarias en Palencia, cuando asistieron por primera vez a un certamen de este tipo.
Así lo cuenta Paco Meleo, que además de ser jefe comercial del Corredor Norte de Renfe -y al que por cierto hay que agradecer que introdujese aquella referencia a Palencia en el anuncio televisivo del AVE- fue jurado en la primera edición y lleva concursando otras tres. 
280919ON_0530.JPG280919ON_0530.JPG - Foto: Á“scar Navarro«Me enamoré tanto que al final me compré una olla y aquí estoy concursando con un grupo de amigos, la mayoría ferroviarios, de Madrid, Cantabria y Asturias», reconocía el portavoz de Los Gatos de Madrid.
desde las 10 horas. El premio -250, 200 y 100 euros para los tres ganadores- era lo de menos, ya que tal y como asegura el ganador, «lo importante es pasar un día agradable». Y es que a las 10 horas, Los Gatos de Madrid comenzaron a echar los ingredientes en sus ollas, aunque no incorporaron al guiso las patatas hasta minutos antes de las 13 horas. «Así no se quedan pastosas y se pasan. Además, hay que desengrasar siempre para quitar el sabor del adobo de la costilla a última hora, y que así el plato quede sabrosón incluso para la gente que está a régimen», bromea.
Sobre cuál ha sido el secreto de su guiso, Paco Meleo contesta sin dudar que «los alimentos de Palencia y las horas de cocción, porque esa patata palentina necesita cocinarse a fuego lento». 
Los Gatos de Madrid cocinan el mejor guiso del concursoLos Gatos de Madrid cocinan el mejor guiso del concursoDe entre las 54 ollas que participaron en el concurso procedentes de Cantabria, Madrid, País Vasco, León y diversos pueblos de la provincia, entre otros, el segundo premio del certamen se quedó en Palencia, concretamente en Guardo, ya que el Club de Entibadores Palentinos, formado por unas 40 personas y con unos siete u ocho años de experiencia en este mundillo, fue el que encandiló al jurado.
Su presidente, Evaristo Pablos, explicaba que la olla ferroviaria era una tradición de la zona, que nació al calor del tren de La Robla. «Como siempre ha habido animación y buena relación con las asociaciones de la zona de Cantabria y País Vasco, la recuperamos, y llevamos ya algunos años con buena aceptación por varias zonas de la comarca», relata.
De las 12 ollas que ayer pusieron al fuego en la calle Mayor - «Palencia es un referente y teníamos que venir con todo», aseveró Pablos-, la cocinada por Elda fue la que subió al podio.
Sobre por qué el guiso de esa olla y no el de otra, Evaristo Pablos reconoce que no tiene ni idea. «Al final los que deciden son los miembros del jurado, porque la receta en igual para todas las ollas, la carne, la patata, la verdura. Al final un condimento u otro, una mayor o menor cocción son las cosas que se valoran», detalla.
Y el tercer y último premiado fue toda una institución dentro del mundillo de las ollas ferroviarias, la peña Las Cachavas, de Pámanes. «Es que en Cantabria y en la zona de Vizcaya y León hay mucha tradición, ya que este es un homenaje y un recuerdo a todos aquellos ferroviarios que utilizaban la olla para comer, ya que no había otra forma con sus largas jornadas de trabajo», detalla Pedro Bolívar.
«Intentamos que esta tradición no se pierda. Nuestra asociación impartimos talleres infantiles de encendido y cocinado de ollas, ya que pretendemos que esta cultura se mantenga», añade.
objetivo logrado. María José López, del centro comercial Palencia Abierta, impulsora de esta actividad con la colaboración de la Diputación, el Ayuntamiento, la Junta, la plaza de abastos, Renfe y las bodegas Esteban Araujo de Torquemada, dio por cumplido el objetivo del concurso. «Esta es una campaña con Alimentos de Palencia, de apoyo a los productores y a la provincia. Y, además, con ello ayudamos a la Asociación Contra el Cáncer, una parte fundamental de este concurso», explica.
«La gente que ha venido lo ha hecho para colaborar, y nos hacen un gran favor cuando viene tanta gente con ollas para que los palentinos disfruten de su degustación», sentencia.