Sarrión propone un Plan de Empleo Garantizado

SPC
-
El candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León por Izquierda Unida Castilla y León en Marcha, José Sarrión. - Foto: Ical

El candidato de IU-Castilla y León en Marcha aboga por medidas a corto, medio y largo plazo actuando desde lo público para primar los recursos endógenos y una industria autóctona

El candidato de IU-Castilla y León en Marcha, José Sarrión, se postuló hoy a favor de poner en marcha una batería de medidas que puedan ayudar a paliar el problema de la despoblación, basadas especialmente en acabar con todo aquello que produce precariedad laboral, junto a la creación de un Plan de Empleo Garantizado que beneficiará a 70.000 personas en la Comunidad.

En el primer ámbito a corto plazo explicó que hay que pedir una labor desde el Gobierno de la Nación tendente a evitar “que una inmensa cantidad de trabajadores estén cobrando por debajo de lo que marca el convenio colectivo de su sector productivo”. En está línea añadió que se debe también terminar contra el “fraude de ley” que supone la existencia de falsos autónomos y que se lleve a cabo su contratación legal. En este apartado propuso finalmente que se acabe con realización de horas extras ilegales y no remuneradas, que cifró en 45.000 en Castilla y León.

A corto plazo, la actuación más importante para la coalición política de izquierdas es la puesta en marcha de un Plan de Empleo Garantizado cofinanciado por el Estado, las diputaciones y los ayuntamientos. “Se podrían crear hasta 70.000 empleos especialmente en las comarcas más desfavorecidas y despobladas. Costaría un 30 por ciento menos de lo que supuso el rescate de la banca. Es mucho más importante salvar a las familias de Castilla y León y los territorios despoblados que a la entidades financieras”, enfatizó en declaraciones recogidas por Ical.

A medio plazo, las propuestas de la coalición política que lidera Sarrión se basan además en potenciar mucho más los recursos endógemos de la Comunidad. “Es un error atraer multinacionales a las que se apoya en su inversión y que luego se van y deslocalizan. Se puede incentivar la agricultura ecológica y su envasado y enlatado junto al transporte como valor añadido. El aprovechamiento forestal, la selvicultura, la trufa y la biomasa, junto a la creación de una empresa pública para prevenir y extinguir incendios forestales son otros incentivos posibles”, arguyó.

En esta línea, siguió con la idea de potenciar las enormes posibilidades del turismo idiomático en Castilla y León. “Las preferencias en una encuesta es que muchos estudiantes extranjeros dicen que elegirían Barcelona para estudiar castellano, cuando nuestra Comunidad es la cuna de nuestro idioma y puede ser una gran receptora ofreciendo numerosas alternativas”, indicó.

Colaboración con universidades

A largo plazo, Sarrión propuso que se sitúe a Castilla y León en la vanguardia a través de una una colaboración permanente con las universidades públicas. “Es preciso que vuelvan los jóvenes mejor formados y que sean claves en la investigación, la transición tecnológica y la energética y el desarrollo de la industria 4.0. Lo necesario es diseñar el empleo siempre desde lo público”, señaló.

Por su parte, la número dos de la lista de IU-Castilla y León en Marcha y actual concejala de Tudela de Duero (Valladolid), Mariví Moyano, criticó que la proliferación de servicios públicos desde la Junta en el mundo rural y la falta de oportunidades laborales ha propiciado un gran éxodo de jóvenes en los últimos años en la Comunidad.

“En la época en la que el ladrillo evitó otras actividades productivas en el medio rural comenzó el declive. Se debe actuar y crear tejido en actividades económicas posibles en el territorio donde han nacido los jóvenes que se van, junto a la posibilidad de formarse y mejoras en los servicios sanitarios y la red de transporte público conectado con comarcas y ciudades”, concluyó.