La falta de cohesión y de presupuesto marca los 100 días

Carlos H. Sanz
-

El equipo de Gobierno de Ciudadanos y el Partido Popular se ha centrado en avanzar en los proyectos iniciados por Alfonso Polanco en el anterior mandato y en reforzar los servicios municipales.

La falta de cohesión y de presupuesto marca los 100 días - Foto: Á“scar Navarro

En los 100 días que han trascurrido desde que Mario Simón fue investido alcalde de la capital, la actividad del equipo de Gobierno de coalición que capitanea, formado por tres ediles de Ciudadanos y nueve del Partido Popular, se ha centrado en dos ejes. Por una parte, lo que definen como «ordenar la casa», es decir, reforzar con más personal los servicios municipales y, con ello, incrementar su capacidad de tramitación. Y, por otra, en avanzar en los proyectos iniciados en el anterior mandato, sobre todo los vinculados al Edusi, con la reforma del parque de Los Jardinillos como punta de lanza.
Así, Simón y su equipo se han esforzado en que «el Ayuntamiento funcione a pleno rendimiento» tras el traspaso de poderes. Y no solo a nivel político, donde las concejalías de Deportes y Cultura y Fiestas, dirigidas por Víctor Torres y Laura Lombraña, son las que mayor actividad han registrado -al menos de puertas para fuera-, sino también a nivel administrativo, donde desde el área que preside Carolina N. Gómez se ha trabajo para reforzar en los próximos meses diversas áreas como Policía Local, Intervención o Urbanismo. A esto hay que sumar que la incorporación de los trabajadores del plan de empleo ha permitido revitalizar servicios como Jardines y Obras, por ejemplo. 
Por otra parte, aunque los 74 puntos que conforman el programa de gobierno de Ciudadanos y el Partido Popular concentran las propuestas más ambiciosas de sus respectivos programa electorales, son, al menos por ahora, las de los populares las que han acaparado titulares. Las inauguraciones de los campos de fútbol de césped artifical del Otero y Sergio Asenjo, de la zona de parkour en el Ribera Sur o el impulso a la reforma de Los Jardinillos son las inversiones de las que más se ha hablado estos 100 días.
A ello ha contribuido la caótica política de comunicación -la cual se va ya encauzando- que ha caracterizado los primeros 100 días del nuevo Ayuntamiento, la cual ha ayudado a transmitir a la ciudadanía la impresión de falta de cohesión del nuevo equipo de Gobierno. La comunicación del grupo municipal del Partido Popular, mucho más rodada tras dos mandatos, ha eclipsado la presencia pública del primer edil hasta el punto de que en la calle hay quien se pregunta irónicamente si Alfonso Polanco sigue siendo el regidor. 
Desde el equipo de Gobierno niegan esta falta de cohesión, y aseveran que se reúnen con perioricidad para abordar el gobierno de la ciudad. «Trabajamos 10 o 12 horas juntos todos los días, y existe una buena sintonía, disposición y colaboración», comentan.
sin presupuesto. Otro factor que ha condicionado la labor del equipo de Gobierno de Cs y PP durante los primeros 100 días ha sido la falta de presupuesto o, mejor dicho, la decisión de trabajar con las cuentas de 2018 prorrogadas. Aunque en su acuerdo figuraba la aprobación de un nuevo programa económico para la última parte del año, finalmente se desechó esa idea. El argumento fue el plazo, ya que tras echar cuentas, se percataron de que la entrada en vigor de las nuevas cuentas no se produciría prácticamente hasta diciembre. 
De ahí la decisión de recurrir a las modificaciones y a la contratación de un crédito por valor de dos millones de euros, que si bien no se traducirá en obras en la ciudad antes de que acabe el año, sí permitirá dejar todo listo para que el próximo año empiecen a trabajar las máquinas. 
Con la amenaza del incumplimiento del techo y la regla de gasto que siempre se cierne sobre las cuentas municipales en la última recta del año, el equipo de Gobierno se ha centrado ya en la redacción del borrador del presupuesto del próximo año.
A fecha de hoy, las concejalías ya han trasladado al responsable de la Hacienda municipal, Luis Miguel Cárcel, sus propuestas de gasto para 2020. La intención del equipo de Gobierno de Mario Simón es presentar el borrador del presupuesto en un plazo máximo de 15 días, con el objetivo de que tras la tramitación correspondiente estén en vigor el 1 de enero.
oposición. Cien días han transcurrido también para la oposición, aunque los papeles que han desempeñado el PSOE, Vox y Ganemos han sido completamente diferentes. El grupo municipal de Sonia Lalanda, socio preferente del equipo de Gobierno, ha demostrado su apoyo facilitando la visita de un grupo de empresarios chinos que puede deparar beneficios para la capital y la provincia, aunque también ha demostrado su lado más reivindicativo con la moción que exigía 2,5 millones de euros para el arreglo de la ciudad.
El PSOE, ganador de las elecciones del 26 de mayo, se ha mostrado combativo desde el primer día con Mario Simón y su equipo de Gobierno, liderando la oposición desde el primer día. Ganemos, por el contrario, sigue inmerso en su período de adaptación, centrando sus propuestas en cuestiones medioambientales y de movilidad.