Cerca de 170.000 personas tienen VIH en España

Agencias
-

La mayoría de la población afectada son hombres menores de 40 años. Casi la mitad de los portadores son diagnosticados tarde, pese a que la prueba es gratuita y confidencial

Prueba del VIH - Foto: Europa Press

En 2018 se notificaron en España 3.244 nuevos diagnósticos de VIH, la gran mayoría hombres (el 85,3 por ciento) con una media de edad de 36 años, según los últimos datos dados a conocer por el Ministerio de Sanidad con motivo ayer del Día Internacional de la Lucha contra el Sida. En total, en España hay entre 140.000 y 170.000 portadores de VIH.
Además, se da la circunstancia de que casi una de cada cinco personas (el 18 por ciento) no está evaluado, con lo que la detección, a día de hoy, sigue siendo tardía, como lo fueron en un 47,6 por ciento de los nuevos casos en 2018, pese a que la prueba es gratuita y confidencial para todos.
En general, la tendencia de nuevos supuestos es descendente desde hace una década excepto en un perfil: el de hombres extranjeros que mantienen sexo con otros hombres. Un 37 por ciento de los nuevos portadores se diagnosticó en personas de otros países
Esta propensión, a excepción del colectivo homosexual y extranjero,  es claramente decreciente en personas que se inyectan drogas y también en casos de transmisión heterosexual.
Actualmente la tasa global de nuevos diagnósticos de VIH en España está en niveles similares a los de otros países de la región europea de la OMS. Sin embargo, aunque la mejora respecto a décadas pasadas es indudable, la tasa es superior a la media de la Unión Europea y de los países de Europa Occidental
Los expertos destacan que la tendencia general es descendente, sin embargo hay una brecha positiva en hombres extranjeros que tienen sexo con hombres. «Hasta el 80 por ciento de las nuevas infecciones de inmigrantes se adquieren después de inmigrar, es una infección obtenida en sus nuevos países», detalla la directora del Plan Nacional sobre el Sida, Julia del Amo.
«No es una infección importada, sino adquirida, asociada a xenofobia en sus países de destino y a vulnerabilidad social», lamenta. En este sentido, los profesionales aconsejan facilitar a este colectivo el acceso a los servicios sanitarios y sociales, para que no estén en la exclusión social».
La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con varones fue la más frecuente en los nuevos diagnósticos de personas con el virus del sida (56,4 por ciento), seguida de la heterosexual (26,7) y la que se produce en personas que se inyectan drogas (3,2 por ciento). El 37,6 por ciento de los nuevos análisis por VIH se realizó en personas originarias de otros países.
Son las relaciones sexuales no protegidas entre hombres las que ocupan el primer lugar en cuanto al mecanismo probable de infección en el conjunto global de datos, de ahí que este colectivo sea prioritario para los programas de prevención, especialmente el grupo entre 25 y 34 años donde las tasas son más elevadas.
El 31,9 por ciento de los nuevos diagnósticos se encuentran en el grupo de edad de 30 a 39 años y un 27,7 por ciento tenía menos de 30 años en el momento del análisis.