Diputación aprueba un plan para garantizar la igualdad

Carlos H. Sanz
-
Diputación aprueba un plan para garantizar la igualdad - Foto: Á“scar Navarro

Respaldo unánime de los cuatro partidos de la corporación a un documento en el que se lleva trabajando tres años de la mano de los sindicatos

Después de tres años de trabajo, la Diputación aprobó ayer por unanimidad su plan de igualdad, el cual velará por «el establecimiento y desarrollo de políticas que integren la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres, sin discriminar directa o indirectamente por razón de sexo» para los 337 empleados públicos que conforman la plantilla municipal.
De entre todos los funcionarios y trabajadores de la institución provincial en el momento de la elaboración del plan, el 60% son mujeres y el 40% hombres, no obstante, este documento velará por el «impulso y fomento de medidas para conseguir la igualdad real en el seno de nuestra institución», según explicó  Javier San Millán, responsable de Hacienda, Cuentas y Presidencia.
«Este plan es el compromiso con la igualdad de esta Institución, sacado adelante de forma conjunta con todos los sindicatos. Un documento que busca la igualdad en el marco laboral, con el objetivo de sensibilizar y con el convencimiento de que la corresponsabilidad social es necesaria para vivir en una sociedad en igualdad», sostuvo María José Ortega, diputada provincial responsable de Igualdad, quien con María José de la Fuente, responsable de Servicios Sociales, han liderado este proyecto.
El documento establece la equidad de oportunidades entre mujeres y hombres como un principio estratégico de la política corporativa y de recursos humanos para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.
Así, esa política de igualdad deberá aplicarse desde la selección a la promoción, pasando por los salarios, la formación, las condiciones de trabajo y empleo, la salud laboral, la ordenación del tiempo de trabajo y la conciliación de la vida familiar, personal y laboral.
El objetivo, eliminar cualquier tipo de discriminación directa o indirecta, de forma que también se dará cuenta de todas las decisiones que se adopten a este respecto y se proyectará una imagen de la entidad acorde con este principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.
respaldo. Los tres partidos de la oposición respaldaron el documento. Carolina Villa, diputada socialista, resaltó «la necesidad de acabar con la desigualdades» y, para ello, animó a que ese plan «esté vivo y se adapte a las situaciones para conseguir una igualdad real». 
En la bancada de Ganemos, Eduardo Hermida aseguró que la creación de un plan de igualdad «siempre es una buena noticia». «Cualquier plan dirigido a la igualdad, por malo que sea, siempre será mejor que ningún plan. Es una iniciativa necesaria y reconocemos el esfuerzo y ganas que se han puesto en sacarlo adelante», añadió.
«Lo más importante es que se ponga de inmediato en funcionamiento», sentenció Juan Cruz Vidal, de Ciudadanos.