Entre petunias, pensamientos y dientes de león

DP
-

Alumnos del San Gregorio, usuarios y trabajadores de la Residencia Tercera Actividad participaron ayer en una actividad intergeneracional que consistió en renovar el jardín-huerto del centro

Entre petunias, pensamientos y dientes de león

La Residencia Tercera Actividad, el centro de atención a personas mayores que la Fundación Santa María la Real gestiona en Aguilar de Campoo, se llenó ayer de colorido y alegría con la presencia de los alumnos de cuarto de Primaria del Colegio San Gregorio.
Divididos por grupos y acompañados por sus tutores, los más pequeños compartieron horas de risa y trabajo con los mayores del espacio asistencial. En esta ocasión, entre todos, abuelos, jóvenes y trabajadores, se ocuparon de sembrar plantas para renovar el jardín-huerto del centro.
Petunias, pensamientos y dientes de dragón se fueron intercalando en las jardineras entre risas y constantes preguntas sobre cómo transplantar y plantar o cómo y cuánto regar. Una actividad intergeneracional que concluía con una visita al invernadero para conocer las hortalizas que allí se cultivan.
Asimismo, como recuerdo y agradecimiento por el rato compartido, los abuelos obsequiaron a los alumnos del San Gregorio con una flor y un detalle realizado en el taller de manualidades.
"Iniciativas de este tipo contribuyen a dar vida y alegría a los abuelos y, además, sirven para fomentar su autonomía y relación con el entorno", comenta Natalia García, trabajadora social y coordinadora de la actividad.
En esta misma línea, hace unos días la residencia norteña procedía a entregar los premios del concurso de dibujo Cosas de Abuelos, una propuesta en la que este año han participado más de 450 niños de Educación Infantil y Primaria de los centros educativos de Aguilar de Campoo, Alar del Rey, Barruelo de Santullán, Cervera y Herrera de Pisuerga. 
Esta vez, el tema del certamen era la familia y, como es habitual, con los trabajos presentados se ha montado una exposición que podrá visitarse a lo largo de todo el verano en el centro gestionado por la FSMR.