Victoria como visitante antes de las ventanas

Área 11
-

74
Lleida
90
Chocolates Trapa Palencia
Finalizado
El Chocolates Trapa superó al Lleida en un duelo dominado desde el inicio. Ahora, pausa en la liga

Victoria como visitante antes de las ventanas - Foto: Diari Segre

El Chocolates Trapa Palencia ganó en tierras leridanas en un duelo donde marcó el ritmo desde el comienzo ante un ICGForça Lleida que plantó cara aunque acabó sucumbiendo ante la superioridad de los de Carles Marco.
Fue en los últimos diez minutos cuando los palentinos se aseguraron la victoria en el Barris Nord. Jordi Grimau y Kevin Larsen tomaron el liderazgo del ataque y fueron clave para el triunfo visitante. El alto porcentaje de acierto de los palentinos acabó por redondear una buena noche en Lleida.
Los palentinos arrancaron el partido de manera espectacular. En los tres primeros minutos habían conseguido un parcial de 5-10 y ya no soltaron su ventaja hasta el final del primer cuarto. Tres triples sin fallo de Travis Bader (los tres asistidos por Simas Jasaitis) y dos canastas de Kevin Larsen, redondeaban el 7-13 con el que avanzaban el primer acto.
Mandaban en ataque los palentinos, pero también en defensa. Su máxima ventaja alcanzaba los ocho puntos (8-16), aunque al final se tuvieron que conformar con ganar el primer cuarto por cuatro, ya que los catalanes apretaron en los últimos instantes. Al final, 20-24 con la canasta de un Bader cuyos 13 puntos se concentraron en los 10 primeros minutos del duelo.
Ya en el segundo cuarto, la situación mejoró para los de Carles Marco. Su arranque, con un 0-4, les situó nueve puntos arriba (20-29) lo que precipitó un tiempo muerto de Gustavo Aranzana. Larsen y Grimau tiraban del ataque visitante viendo aro con gran facilidad.
Aunque a tres minutos para el final de la primera parte, Marco tuvo que detener el partido ya que su rival se acercó de nuevo en el marcador (33-37). La ventaja palentina llegó a ser de dos puntos (35-37), aunque un parcial en los últimos minutos de 1-9 dejó el luminoso en un 36-46 al intermedio.
Tras el paso por los vestuarios, una gran respuesta del Força Lleida (11-2 de parcial) dejó el marcador en un ajustado 45-48 cuando todavía restaban 6’38’’ para la conclusión del cuarto. La aportación de del pívot de Bahamas, Shaquille O’Neal Cleare era entonces un auténtico dolor de cabeza para la defensa del Palencia Baloncesto.

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino