scorecardresearch

Torre y azotea del castillo de Monzón, visitables en otoño

Rubén Abad
-

El presupuesto de la Diputación para las dos primeras fases supera los 700.000 euros. En ellas se incluyen la consolidación de las escaleras, el sistema de electricidad y las redes de saneamiento y abastecimiento

Torre y azotea del castillo de Monzón, visitables en otoño - Foto: Óscar Navarro

Nunca antes unos andamios han sido tan bien recibidos como los que cubren la torre del homenaje del castillo de Monzón de Campos. Este es el primer paso de un ambicioso proyecto que lidera la Diputación, propietaria de la fortaleza, en cuya restauración invertirá del orden de 731.466 euros.

De este total, 386.100 van a parar a la consolidación y puesta en valor de la torre, cuyos trabajos ya han dado comienzo a manos de la empresa Archivolta. Estas intervenciones harán posible que esta parte del castillo sea visitable, fortalecerán su estructura y posibilitarán la restauración de almenas y pináculos, que presentan diversos desperfectos como alteraciones superficiales, pérdida de material en sillares y elementos sueltos.

También se prevén actuaciones en la azotea, cuyo solado de baldosas de piedra será renovado. Este es uno de los grandes atractivos del proyecto, pues se pretende reconvertir esta zona en un mirador con vistas a Tierra de Campos que podría compartir ruta con los ya existentes de Torremormojon o Autilla del Pino. Asimismo, se actuará en la escalera, cuyos peldaños de piedra muestran numerosas deficiencias y donde los operarios se han encontrado con abundante vegetación. 

Torre y azotea del castillo de Monzón, visitables en otoñoTorre y azotea del castillo de Monzón, visitables en otoño - Foto: Óscar Navarro

Las actuaciones a realizar se estructuran en trabajos previos, albañilería, cubierta, revestimientos, cantería y pintura. Estas habrán finalizado, según los plazos previstos, antes de que finalice el año, previsiblemente entre octubre y noviembre. Para completar la actuación, se contempla la instalación de paneles informativos de chapa, cartelería y señalética, así como los elementos de iluminación necesarios. 

A este respecto, la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén , señala que la institución provincial «ha apostado y apuesta por el castillo de Monzón», pero reconoce que, para ello, tiene que haber un «proyecto sostenible socialmente» en el que se está trabajando ya. Asimismo, Armisén mantiene su compromiso de poner el patrimonio «al servicio de los palentinos en las mejores condiciones posibles».

SEGUNDA FASE

Los conciertos celebrados este verano en el patio de armas vinculados a Allegrissimo, el programa cultural de la Diputación, pusieron de manifiesto las necesidades técnicas de la fortaleza.

De esta manera, la segunda fase contempla la mejora de los servicios básicos, como la instalación de electricidad y la renovación de todo el sistema de canalizaciones de agua, pues todas estas infraestructuras están «obsoletas», manifiesta Armisén.

Se invertirán 148.940 euros en la sustitución del conductor en la línea de alta tensión subterránea existente y la modificación del centro transformador ubicado en el entorno del castillo. Además, se destinarán 16.195 euros a adecuar las instalaciones de la línea aérea de alta tensión y otros 5.234 en la canalización eléctrica. En lo referente a la red de saneamiento y abastecimiento, la inversión asciende a 175.000 euros.