San José será testigo del acto de reconciliación

Laura Burón
-

La Hermandad de la Virgen de la Piedad sacará mañana de su sede canónica su paso titular en la procesión dedicada a la Reconciliación con la que los cofrades piden perdón por sus actos

La segunda procesión de la Semana Santa que se celebrará mañana tiene como protagonista a la Hermandad Franciscana de la Santísima Virgen de la Piedad, del Santo Cristo de la Vida y de la Muerte y de San Francisco de Asís. Será a las 19 horas (media hora más tarde que el pasado año) cuando los miembros de la todas las cofradías estén esperando en la puerta de la iglesia de San Agustín, en la calle Mayor, la salida del único paso que desfila en esta jornada, la Santísima Virgen de la Piedad, obra de los hermanos Martínez, del año 2004.

Esta procesión cada año cambia de destino y en esta ocasión, encamina sus pasos hacia la iglesia de San José. Allí será el turno de que los cofrades participen en el acto de reconcialiación, una celebración penitencial en la que se arrepienten de sus pecados y hacen próposito de enmienda. El párroco de San José les dirigirá unas palabras para que reflexionen sobre su relación con los demás y con Dios, para luego abrir un turno de confesiones. Los asistentes podrán adentrarse en la Semana Santa libres de pecado.