Carcedo promete revitalizar la Primaria y hacerla atractiva

SPC
-
La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, participa en un acto público en Valladolid, junto a Javier Izquierdo, candidato al Congreso por Valladolid, y Manuel Escarda, candidato al Senado - Foto: Ical

La ministra de Sanidad defiende en Valladolid que desde el PSOE apuestan por preservar la vocación del derecho universal a la atención que rige el sistema nacional de salud

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, reconoció hoy en Valladolid que "la Atención Primaria ha sufrido mucho” los efectos de la crisis económica. Según apuntó en Valladolid, este ha sido “el ámbito sanitario que más ha sufrido los recortes”, ya que “los hospitales tienen su propia dinámica”. Por ello, según apuntó, hoy se ha analizado en el Consejo de Ministros el marco estratégico que se presentó hace unos días en el Consejo Interterritorial, donde se pretende “dinamizar de nuevo la Atención Primaria, revitalizarla y ser capaces de ilusionar de nuevo a los profesionales con la Atención Primaria, como pasó en los años 80 y 90”.

En un acto en el Colegio Oficial de Médicos de Valladolid, donde compareció acompañada por Javier Izquierdo, candidato al Congreso, y Manuel Escarda, al Senado, Carcedo explicó que existen bastantes medidas que podrían mejorar las condiciones laborales de los profesionales, entre las cuales aludió a la posibilidad de limitar los pacientes por cupo, introducir mejoras en la formación, fomentar la investigación, incorporar la medicina familiar y comunitaria dentro de la formación de los médicos y un cambio radical en la formación de especialistas, “de forma que en los centros de salud tengan mucho mayor protagonismo en la formación con unidades docentes”.

Sobre la ausencia de profesionales, especialmente acuciante en el medio rural, defendió que desde el PSOE apuestan por preservar la vocación del derecho universal a la atención que rige el sistema nacional de salud. “La universalidad y la equidad (social, económica y también territorial) son dos principios irrenunciables para nosotros. Hay que pensar en modelos con el grado de dispersión de población que existe en Castilla y León para que los habitantes del medio rural, que tienen los mismos derechos como ciudadanos, puedan acceder en un tiempo y distancia razonable a esa atención”, esgrimió.

Por ello, pretender establecer “una planificación jerarquizada donde las especialidades estén accesibles” para todos los ciudadanos, y para lograrlo es preciso planificar los recursos humanos para que no haya déficit de profesionales. “Donde primero se resiente es en la zona rural, como estamos viendo ahora. Por ello estamos intentando retomar la planificación a corto y medio plazo de profesionales, con especial énfasis en la medicina familiar y comunitaria y en la pediatría”, afirmó.