Convivir y cuidar del oso pardo

A. Benito-Ical
-
Convivir y cuidar del oso pardo - Foto: Brágimo

Un programa de las Fundaciones Oso Pardo y Patrimonio Natural acerca el hábitat de esta especie a los alumnos de centros de Palencia y León, para concienciar de su conservación

¿Qué comen los osos? ¿Cuál es su hábitat? ¿Cómo es su día a día? Resolver estas y otras preguntas, así como concienciar a los más jóvenes de la importancia de proteger a esta especie en peligro de extinción, es el principal objetivo del programa que desde hace algunas semanas vienen desarrollando la Fundación Oso Pardo y la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León. 
Una iniciativa gracias a la cual 40 alumnos del Colegio Marista de Palencia tuvieron la oportunidad el pasado martes de convertirse en verdaderos investigadores del oso pardo adentrándose en uno de sus grandes refugios: la Montaña Palentina. No obstante, antes de recorrer la Senda del Oso, los pequeños visitaron de la mano de Minerva Archaga la Casa del Parque de Cervera, donde se les ofreció una charla para conocer los valores de la Red Natura 2000  y aspectos de la biología de los úrsidos. 
Lejos de convertirse en una actividad meramente teórica, la jornada se complementó con una salida de campo en la que los estudiantes de la capital palentina pudieron experimentar sobre el terreno los conocimientos adquiridos previamente. También reconocieron rastros y especies, tanto animales como vegetales, que fueron apuntando en un cuaderno de investigación como auténticos expertos.
"Nuestro trabajo consiste en transmitir al territorio lo que supone vivir en la Red Natura 2000, y más concretamente, en un entorno habitado por osos", apunta María Párraga, técnica de la FOP y coordinadora de este programa LIFE que tiene por objetivo mejorar el conocimiento y la valoración de la red y de estos animales, entre los ciudadanos y en todos los niveles de la administración, para avanzar en su protección. De ahí que, dentro de esta iniciativa, también se estén llevando a cabo numerosas charlas en diferentes localidades del norte de la región.
De esta forma se pretende ahondar en la conservación de una especie que se hace más necesaria en las áreas en las que se encuentran las dos subpoblaciones de osos más amenzadas: la cantábrica oriental, compuesta por unos 50 osos que se distribuyen por la Montaña Palentina, la Montaña Oriental Leonesa, los montes cántabros de Liébana y las montañas asturianas de Redes y Ponga; y la subpoblación pirenaica occidental, con cuatro ejemplares repartidos entre las montañas de Aragón y Navarra. 
Cabe mencionar, además, que casi todos los osos que habitan en España viven dentro de la Red Natura 2000, la red de espacios protegidos de la Unión Europea, a la que nuestro país contribuye con casi un 30 por ciento del territorio. En este sentido, la Cordillera Cantábrica es una de las grandes casas del oso pardo en nuestro país.
AMPLIO PROGRAMA. Es por ello que los destinatarios del programa diseñado por la FOP y la Fundación Patrimonio Natural son los escolares leoneses y palentinos. 3.000, ni más ni menos, se beneficiarán de este proyecto financiado por el programa europeo LIFE, y apoyado por la Fundación Biodiversidad y el Organismo Autónomo Parques Nacionales, del Ministerio para la Transición Ecológica.
Además de actividades con escolares, la iniciativa también comprende una intensa campaña informativa a través de charlas y talleres dirigidos a la población de las localidades incluidas en estos espacios naturales, y una exposición itinerante que recorre las cinco comunidades autónomas del proyecto.

 

FOTOS: A. Benito y Brágimo (ICAL)

Convivir y cuidar del oso pardo Brágimo
Convivir y cuidar del oso pardo - Foto: Brágimo
Convivir y cuidar del oso pardo Brágimo
Convivir y cuidar del oso pardo - Foto: Brágimo
Convivir y cuidar del oso pardo
Convivir y cuidar del oso pardo