El juzgado obliga a readmitir al director de Enfermería

ALBERTO ABASCAL
-

Luis Javier Zurro, que cesó en diciembre de 2017, presentó una demanda ante la jurisdicción social · La Diputación asegura que continuará con las acciones judiciales

El juzgado obliga a readmitir al director de Enfermería - Foto: Eva Garrido

Una sentencia dictada por el juzgado de lo social número 2 obliga a la Diputación a readmitir en su puesto laboral al que fuera director de la Escuela de Enfermería de Palencia, Luis Javier Zurro Hernández, que fue cesado antes de finalizar el pasado curso y sustituido por Mónica Fernández Salím, según confirmó el propio interesado a Diario Palentino y fuentes de la propia institución provincial. 
La Diputación defendía como argumento que el exdirector no cumplía con el requisito legal de pertenecer a la plantilla del centro. 
La sentencia, fechada el pasado 6 de marzo, establece básicamente el derecho de Zurro Hernández de reintegrarse a su antiguo puesto laboral, en las condiciones que venía ejerciendo.
Según la información aportada a este periódico, la juez ha entendido que en este caso la decisión adoptada del cese del exdirector del centro educativo no se correspondió con la legalidad establecida en los estatutos de la Escuela de Enfermería, cuyo patronato componen la propia institución provincial y la Universidad de Valladolid.
«No fue una decisión democrática, puesto que tenía que haberse adoptado tras finalizar el curso que estaba en vigor», declaraba a este periódico Luis Javier Zurro quien, por otro lado, apuntó que «cuando se ejecute la sentencia, ya veremos qué ocurre finalmente en cuanto a mí». Pese a que el exdirector de la Escuela de Enfermería considera que esta sentencia «no tiene recurso», la Diputación remitió ayer un comunicado en el que afirma que  había puesto en conocimiento del Consejo de Gobierno de la UVa la sentencia  y que «continuará con las acciones judiciales y los trámites administrativos correspondientes para garantizar la adecuación de la normativa de la Escuela y el cumplimiento de la legislación universitaria».
La junta del patronato de la Escuela Universitaria de Enfermería Dacio Crespo aprobó en diciembre de 2017 el cambio en la dirección de la misma, ocupada por Javier Zurro Hernández, con puestos de responsabilidad desde el año 1999, ante la imposibilidad de mantener la condición contractual, según palabras del propio Zurro Hernández.

Conforme al reglamento de régimen interior, posteriormente se hizo propuesta del nuevo nombramiento realizada por el patronato de la Escuela que fue elevado al rectorado de la Universidad de Valladolid, que es al que corresponde dicho nombramiento al amparo del convenio de colaboración suscrito entre dicha entidad y la Universidad de Valladolid, se procedió al nombramiento de Mónica Adriana Fernández Salím como nueva directora del centro.
Dicho nombramiento tenía carácter transitorio en tanto se actualizaba el reglamento interno de la Dacio Crespo.  A modo de recuerdo, son funciones del director, entre otras, las relaciones con la universidad, dirigir la actividad del centro, proponer el nombramiento de profesorado, coordinar las relaciones de la escuela con otras instituciones académicas, impulsar las actividades académicas y sociales de la escuela, ejecutar los acuerdos que adopten el patronato y la comisión de este. 
La Escuela Universitaria de Enfermería fue creada en el año 1971 por la Diputación como Escuela de ayudantes técnicos sanitarios, y transformada en Escuela de Enfermería por el Real Decreto 2582/1981 de 4 de septiembre, adscrita a la Universidad de Valladolid. 
En el curso académico 2010-11 se comenzó con los estudios de Grado según la normativa europea para los estudios universitarios. El objetivo de la Dacio Crespo es formar profesionales de Enfermería generalistas con un especial esfuerzo en el aprendizaje práctico, que permita, al finalizar esos estudios, el conocimiento de las habilidades suficientes para su desempeño. En el campo teórico, ante todo, proporciona las herramientas básicas para despertar la curiosidad y los medios suficientes para conocer cómo obtener la información. Aunque la titularidad corresponde a la Diputación, de la que depende tanto económica como administrativamente, el centro está adscrito académicamente a la UVa.  
Cursan sus estudios unos 400 alumnos, de los que un centenar está en el primer curso de Grado.