May deberá modificar el acuerdo del Brexit

SPC
-
May deberá modificar el acuerdo del Brexit - Foto: TOBY MELVILLE

El presidente del Parlamento frustra la negociación de la 'premier' para conseguir apoyos a su documento y avisa al Gobierno de que tiene que presentar un texto diferente a la Cámara

 

Dicen que a la tercera va la vencida. Y eso es a lo que debe aferrarse la primera ministra británica, Theresa May, después del nuevo varapalo sufrido ayer en sus planes para conseguir respaldos a su plan del Brexit y superar la actual crisis que tiene al país encallado, a falta de apenas 10 días para que llegue la fecha prevista para el divorcio. Y es que el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, avisó de que el Gobierno no puede volver a someter a votación el mismo documento que ya fue tumbado el pasado 12 de marzo, la idea que parecía tener en mente la premier.
Bercow explicó que los diputados no podrán pronunciarse otra vez sobre el pacto si «sustancialmente es el mismo» que el que ya fracasó en el Parlamento porque, según las normas de Westminster, que datan de 1604, no es posible votar más de una vez sobre una misma cuestión.
El 15 de enero, los legisladores ya rechazaron el texto rubricado con la UE en noviembre y el pasado martes se incluyó una declaración vinculante sobre la salvaguarda, lo que supone una diferencia con respecto al acuerdo inicial.
Ahora, de cara a los «rumores» sobre la posibilidad de que el Ejecutivo convoque una tercera votación, «e incluso una cuarta», Bercow quiso aclarar que si el Gabinete «desea hacer una nueva propuesta que no sea la misma, o que no sea sustancialmente igual a la descartada el día 12, todo estará perfectamente en orden».
En el caso de que la Cámara no diera luz verde al pacto del Brexit antes de mañana, May se comprometió igualmente a negociar con la UE una prórroga, si bien alertó de que entonces lo más probable era que los Veintisiete ofrecieran solo una extensión «larga» y exigieran un objetivo claro.
De hecho, tal y como auguró, los ministros de Exteriores del bloque comunitario instaron ayer a la premier a justificar los «motivos» por los que el Reino Unido solicitaría aplazar el divorcio.
La dirigente conservadora, que se encuentra apurando las negociaciones con sus socios del norirlandés DUP para conseguir su respaldo en una posible votación parlamentaria, recibió con «sorpresa» el aviso de Bercow, puesto que, según fuentes del Gobierno, no se había prevenido a Downing Street sobre este tema.
Mientras, el ministro para el Brexit, Kwasi Kwarteng, confirmó que el Gobierno británico solicitará formalmente un aplazamiento de la fecha para el Brexit, fijada inicialmente para el 29 de marzo.