Fervientes deseos de procesionar a la patrona

Noelia Tadeo
-

La cofradía de la Virgen del Valle subastó por 850 euros los cuatro brazos de las andas. Además, recaudó 110 euros con la puja de una maqueta del santuario donada por un vecino del municipio

Fervientes deseos de procesionar a la patrona - Foto: Photographer:JOSE MIGUEL PLAZA CABEZON

El fuerte viento ha sido la gran preocupación de estos días, sin embargo, ayer dio una tregua para que saliera en procesión la Virgen del Valle en su esperada romería. Una multitudinaria celebración que reunió en la explanada del santuario saldañés a cientos de cofrades, feligreses y devotos llegados desde varios rincones de la provincia para arropar a la Madre en un día tan especial. 
La campa daba la bienvenida a los romeros que se fueron acercando desde primeras horas de la mañana para coger un buen sitio desde el que asistir a la eucaristía, concelebrada por varios sacerdotes. Algunos tuvieron suerte y ocuparon los bancos centrales, mientras que otros se conformaron con seguir el acto de pie o incluso en sus propias sillas. Sin embargo, lo importante era estar allí, junto su fiel compañera, la figura que vela por ellos cada día, y rendirle los honores que se merece.
 Tras la eucaristía  llegó otro de los ceremoniales que se repiten cada año a las puertas del santuario de la Virgen del Valle: la subasta de sus andas. De este trabajo se ocupó un año más Antonio Herrero, quien heredó tal responsabilidad de su padre en 2014. El acto se convirtió en una reñida puja que despertó el interés de un nutrido grupo de cofrades que aumentaron las ofertas hasta conseguir 850 euros: 250 euros por el delantero derecho, 250 por su compañero izquierdo, 200 por el trasero derecho y 150 euros por el restante.
Fervientes deseos de procesionar a la patronaFervientes deseos de procesionar a la patronaMás tarde fue el momento de que estas familias ocuparan su puesto para salir en procesión por el camino que rodea la campa. Entre unos y otros se fueron turnando para tener la posibilidad de llevar a hombros a la Virgen del Valle, lo que hizo que, sin ninguna duda, se convirtiera en uno de los momentos más emotivos de la jornada. El sentimiento fue mayor, si cabe, para los devotos al caer en la cuenta de que la imagen ya no volverá a salir de la ermita, de su casa, hasta agosto del próximo año, cuando se celebre la tradicional Bajada de la Virgen. 
Durante el recorrido procesional, los danzantes de Saldaña se encargaron de abrir paso entre la multitud que se agolpaba para ver a la patrona. Ataviados con su traje tradicional y tiñendo la pradera de blanco, captaron todas las miradas, tanto de los visitantes que no habían tenido la ocasión de disfrutar de sus bailes como de los asiduos y acostumbrados a sus danzas. Además, este año guardaban una grata sorpresa y es que por primera las mujeres  han tenido la oportunidad de danzar frente a la Virgen del Valle. 
La banda de la Agrupación Musical Saldañesa y las autoridades completaban la comitiva formada tras la imagen mariana.
Fervientes deseos de procesionar a la patronaFervientes deseos de procesionar a la patrona - Foto: Photographer:JOSE MIGUEL PLAZA CABEZONPor delante, desfiló una quincena de pendones llegados muy temprano desde varios pueblos de Palencia y otras provincias limítrofes, evocando aquella antigua Rogativa de los Veinticinco Lugares, una fiesta ya desaparecida de la que los mayores aún se acuerdan.
Una vez finalizados los actos religiosos llegó el momento de reponer fuerzas y qué mejor manera que probando las alubias de Saldaña allí, en la pradera. Fueron muchos los que aprovecharon la ocasión para disfrutar de un día en familia y con los amigos.
Por la tarde, continuaron las actividades lúdicas en honor a la patrona, con un festival taurino mixto, actuaciones musicales y un gran espectáculo pirotécnico, con lo que se puso fin a una jornada única. No obstante, aún quedan dos días más de fiesta para los saldañeses.